Connect with us

Superliga 2019/20; Fecha 4 – Huracán 0 vs. Argentinos Jrs 0 – Empate con saber a poco para el Globo, que no pudo sumar de a tres, empieza a perderse en la tabla de posiciones y sigue sembrando dudas en los hinchas. Una mezcla de buenos y malos rendimientos, un equipo que mete mucho pero juega poco y demasiados delanteros para muy pocas ideas. Se vienen partidos complicados y Huracán deberá sumar como sea para no alejarse del pelotón de arriba.


LO BUENO

Buenos rendimientos: dentro de una mala noche para el Globo, algunos jugadores mostraron un rendimiento bastante bueno y positivo para el equipo. Silva respondió cada vez que le tocó, sea con remates desde afuera, centros y hasta jugando con los pies. Salcedo fue el más firme del fondo, no perdió nunca la marca y no cometió errores en ningún momento. Pérez, otra vez como lateral izquierdo, pareció mucho más cómodo que en otros partidos, controlando su costado y pasando al ataque cuando el juego se lo permitía.

Va, y va, y va: a pesar de las limitaciones de sus compañeros y de lo difícil que se le hace encontrar socios, Rodrigo Gómez buscó incansablemente generar situaciones de gol. No siempre decidió bien, pero participó activamente del juego en todo momento, siempre pidió la pelota y estuvo en las jugadas más importantes del equipo: casi convierte desde un tiro de esquina, habilitó a Chávez mano a mano en el primer tiempo, hizo lo mismo con Barrios en el segundo, y reventó el travesaño en la última del partido.

Aporta más: la semana pasada decíamos que algunos jugadores piden pista, y si saben aprovechar las oportunidades pueden quedarse en el once titular. Bogado tuvo su chanche ante Argentinos y no la desperdició. Mucho más participativo que Faravelli en los partidos anteriores, apareció bastante con la pelota en los pies y recuperó varios balones en el medio. Amonestado y cansado, salió reemplazado entre aplausos cuando se jugaba el minuto 20 del segundo tiempo.

Arco en cero: después de un semestre en el que a Huracán le convirtieron goles desde todos lados y de todas las formas, no es un dato menor que en tres de los cuatro partidos Silva haya mantenido la vaya invicta. A pesar de los bajos rendimientos de algunos jugadores y de las falencias defensivas que se ven en todos los partidos, el arquero del Globo está respondiendo bien y brinda cada partido un poco más de seguridad a sus compañeros y a los hinchas.

 

LO MALO

Malas salidas: dentro de la buena intención de Vojvoda de que el equipo salga jugando por abajo, quedaron al descubierto dos jugadores a los que les cuesta mucho la idea y ponen en riesgo el propio arco de Huracán. Bettini se equivocó casi todo el partido, le costó mucho poder jugar con los pies y nunca pasó al ataque con convicción. Bareiro, por su parte, hizo buenas y malas: muchas veces se animó y avanzó varios metros con la pelota aprovechando que el rival se lo permitía, pero también de dos entregas malas que hizo casi llega el gol de Argentinos.

No levanta: otro partido malo de Calello, que ya empieza a impacientar a la gente de Huracán. Malas entregas, malas decisiones, pocos quites, y un trote cansino (al mejor estilo Gago), lo convirtieron en uno de los que más murmullos generó. Si no quedó expuesta su lentitud o lo poco que produce, fue por lo que hizo Bogado a su lado y la participación de Gómez. Capitán del equipo, por ahora parece tener toda la confianza de Vojvoda para seguir en esa posición.

Inofensivos: los extremos de Huracán parecen destinados, al menos en estos partidos, a jugar más en defensa que en ataque. Tanto Briasco como Garro cumplieron muy bien con la consigna de bajar por sus bandas para cubrir los laterales junto a Bettini y Pérez, pero eso los dejó siempre muy lejos del área rival. Con un equipo que parece sentirse mejor jugando de contraataque, arrancar siempre diez o veinte metros en campo rival es una gran desventaja, más allá de la velocidad que tienen ambos extremos.

Mucho trabajo sucio: parece que todos los jugadores del equipo tienen primero una tarea “sucia” antes de jugar con la pelota. Si bien es bueno ver al equipo comprometido con la recuperación y con la marca, cuando el 80 % del partido te dedicás a eso te queda poco tiempo, y pocas piernas, para poder generar jugadas de gol y encontrar la ventaja. Con los del fondo en su lugar, los tres del medio intentando recuperar, los extremos colaborando en defensa y el nueve siendo el “primer defensor”, el equipo no se planta nunca en campo rival, salvo cuando el reloj y el resultado lo empiezan a apurar.

Triple nueve: en la delantera de Huracán faltan jugadores y se nota. El Globo salió a jugar con un punta y dos extremos, y terminó atacando con tres puntas (distribuidos en ataque), sin extremos, y a puro centro. La falta de opciones en ataque es evidente y ante tal carencia Vojvoda optó por llenar el ataque de “nueves”, pero no le dio resultado: el equipo apenas generó una situación de gol en ese lapso y la desperdició.

 

LO FEO

Pocos puntos: cinco puntos en cuatro partidos son pocos, en principio, para un equipo que aspira a clasificar a alguna copa internacional. Después de un buen arranque en la Bombonera y del triunfo ante Colón, Huracán no pudo darle valor a esos puntos y apenas sumó uno en los últimos dos encuentros. A continuación, toca visitar la cancha de Newell´s y recibir a River, con la obligación de sumar sí o sí.

Falta puntería: si los puntos son pocos, en parte se explica por los pocos goles que marcó Huracán. Apenas tres en cuatro partidos, aun habiendo tenido chances claras de gol en casi todos: tres muy buenas ante Boca en el primer tiempo, varias ante Colón, una abajo del arco ante Patronato y tres o cuatro claras ante Argentinos. Los delanteros del Globo están con poco gol, tanto los extremos (sólo marcó Briasco) como los que juegan de punta.

 

LAS PERLITAS

El mejor: Rodrigo Gómez

El peor: Adrián Calello

El dato I: por quinto partido consecutivo Argentinos no pudo marcarle goles a Huracán. Los cuatro anteriores fueron 0 a 0 por la Superliga 18/19, 1 a 0 por la Superliga 17/18, 0 a 0 por el Torneo 2016 y 4 a 0 por el Torneo 2015.

El dato II: Lousteau dirigió a Huracán en dieciséis oportunidades, con apenas cuatro triunfos para el Globo. El resto de los partidos fueron seis empates y seis derrotas.

El dato III: de los 19 jugadores que utilizó Vojvoda en estos cuatro partidos, solamente tres son de las inferiores de Huracán y uno ya no está en el plantel: Federico Marín. Los otros dos son Walter Pérez y Norberto Briasco.

Papá de Bianqui, junto a Barbi ? Licenciado en Comunicación Social. Hincha y socio de Huracán, como debe ser. Y admirador del Barça.

Más en Lo bueno, lo malo y lo feo

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse