Connect with us

Superliga 2018/19, Fecha 21 – Patronato 1 vs. Huracán 0 – Horrible derrota de Huracán en Entre Ríos, de esas que pueden marcar un antes y un después. El equipo no jugó a nada, casi no generó situaciones de gol, mostró muy poco juego, perdió ante el último del campeonato y se alejó definitivamente de la lucha por entrar a la Copa Libertadores. El Turco sigue sin encontrar respuestas y se juega el futuro en las próximas dos semanas.


LO BUENO

Salcedo: el paraguayo, recientemente convocado para jugar en la selección de su país, fue de lo poco destacable en un partido muy mal jugado por Huracán. Sin tomar riesgos, rechazó para arriba todo lo que pasó cerca suyo. No perdió nunca con los delanteros rivales y se mostró muy firme en la defensa. Merecida convocatoria, por lo que viene haciendo desde que llegó al Globo.

Alderete: otro que también cumplió, sin complicarse ni arriesgar demasiado. Se acopló bien con Salcedo y por el medio Patronato nunca pudo ingresar. Sólo quedó mal parado en el primer tiempo, cuando tras un pelotazo largo y un amague, un delantero rival quedó cara a cara con Silva pero dominó mal la pelota. Sobre el final del partido no marcó el gol del empate de milagro.

Toranzo: a pesar de no estar para jugar los 90 minutos y de que se notan las ventajas que da desde lo físico, se hizo cargo del equipo durante todo el partido, ante la mala tarde de Roa y la falta de responsabilidad del resto. Hasta la última jugada pidió la pelota, buscó huecos para enviar centros al área y alentó al resto a ir hacia adelante. Destacamos sus ganas y su actitud, aunque sabemos que ya no es el Pato de hace varios años.

Briasco: el delantero fue de los más enchufados del partido, sobre todo en el primer tiempo. Era el que buscaba la pelota por el costado derecho e intentaba llegar al área rival, además de retroceder constantemente para ayudar en defensa. Generó la primera situación de gol del Globo, con un remate que desvió Bértoli a los 7 minutos del segundo tiempo. Lo malo es que perdió en el área en la jugada que terminó con el gol de Patronato.

Se viene la Copa: un equipo que se nota totalmente desmotivado y con falta de ideas, tendrá esta semana la posibilidad de cambiar el chip y arrancar con un nuevo objetivo. El jueves el Globo comenzará su participación en la Copa Libertadores, y si consigue un resultado favorable puede ser el inicio de algo diferente. Por ahora, parece no haber reacción, pero el fútbol es un deporte muy psicológico y cualquier resultado te puede hundir o levantar.

 

LO MALO

Duele ver al equipo así: Huracán, que terminó el semestre pasado en la cuarta posición, peleando el campeonato y siendo uno de los equipos más complicados de enfrentar, parece ser hoy todo lo contrario. Pierde los partidos fácilmente, no tiene gol en el arco de enfrente, no genera situaciones, no pone nervioso a los rivales, y poco a poco vuelve a ser el de hace algunos años, cuando daban más ganas de que sea la época de incorporaciones que la época de jugar al fútbol. Mohamed ya se alejó mucho de uno de los objetivos que se había planteado (clasificar a la próxima Copa Libertadores) y en las próximas dos semanas se jugará gran parte del otro objetivo (clasificar a los octavos de final de la edición actual). Parece mentira, pero en muy poco tiempo ya estamos poniendo en duda si era el momento para el Turco o si este plantel necesitaba otro tipo de director técnico y de idea.

Mendoza: el volante por izquierda del Globo estuvo nublado todo el partido. Intentó desbordar muchas veces, pero siempre perdió ante dos o tres jugadores rivales. La única vez que logró llegar al fondo, mandó un centro pasadísimo que terminó en lateral para el rival. Complicado para atacar y perdido en la circulación de la pelota, pasó desapercibido por Entre Ríos y terminó siendo reemplazado por Garro.

Silva: el arquero del Globo venía disputando un partido correcto, sin mucha tarea pero haciendo bien lo que tenía que hacer. Había achicado rápido en un pelotazo que dejó a un jugador rival mano a mano con él y había desviado un remate peligroso al córner en el segundo tiempo. Sin embargo, salió muy mal en un tiro de esquina y facilitó que Patronato, con un cabezazo muy débil y sin dirección, se quede con los tres puntos.

Roa: el colombiano estuvo desenchufado todo el primer tiempo, sin explotar nunca ni aprovechar las veces que estuvo en contacto con la pelota. Tal vez por el estado del campo de juego, no pudo trasladar en velocidad como suele hacerlo, ni tampoco jugar por el piso con sus compañeros. Sin sorpresa y sin mucho para aportar, salió reemplazado en el entretiempo por Lucas Barrios.

Barrios: el delantero del Globo se hizo expulsar tontamente sobre el final del partido, por arrojarle un manotazo a un defensor de Patronato. El Globo había estado a nada de empatar el partido en la jugada anterior y en vez de aprovechar esa situación enfrió el juego definitivamente. Además, se perderá el partido con San Martín de Tucumán y por qué no alguno más, depende de la sanción que le toque cumplir. Una irresponsabilidad que le costará caro al equipo.

Ni la suerte acompaña: muchas veces el Globo ganó o empató partidos, en los últimos torneos, acompañado por la fortuna o por Marcos Díaz. Ante Patronato, una de las últimas jugadas del partido fue una doble salvada de Bértoli ante Garro y Alderete que no fue gol milagrosamente. En otros momentos, terminaba adentro sea como sea…

 

LO FEO

Cada vez más lejos: la clasificación a la próxima Copa Libertadores ya parece una utopía (los de arriba siguen ganando y nosotros seguimos cayendo), pero además en la próxima fecha podríamos quedar directamente afuera de la zona de clasificación a la Copa Sudamericana. En ese rango de la tabla hay muchos equipos y Huracán hace mucho que no suma de a tres. Parece mentira que hayamos pasado, en tan poco tiempo, de pelear el campeonato a ser un equipo más en el torneo.

La cancha horrible: así como muchas veces criticamos y dijimos que el estado del campo de juego del Ducó dejaba mucho que desear, lo mismo hay que decir de la cancha de Patronato. Dura, casi sin pasto y con muy pocas posibilidades de pasarla bien por abajo, complicó las pocas intenciones que tuvo Huracán de jugar con la pelota por el suelo.

 

LAS PERLITAS

El mejor: Saúl Salcedo

El peor: Antony Silva

El dato I: Huracán sólo ganó un partido de los últimos diez de este campeonato (2 a 1 ante Rosario Central). De los otros nueve, seis terminaron en empate y tres en derrota.

El dato II: de los siete partidos que dirigió Mohamed, sólo ante Rosario Central pudo ponerse en algún momento arriba en el marcador. Ante San Lorenzo y Talleres no marcó goles, mientras que ante Racing, Vélez, Unión y Patronato empezó perdiendo y no supo revertirlos.

El dato III: en los 14 partidos de la primera parte del campeonato, el Globo había sufrido una sola expulsión (Auzqui ante Colón). En los siete partidos que se llevan disputados este año ya tiene cuatro rojas (Mancinelli ante Central, Auzqui y Chávez ante Racing y Barrios ante Patronato).

Papá de Bianqui, junto a Barbi ? Licenciado en Comunicación Social. Hincha y socio de Huracán, como debe ser. Y admirador del Barça.

Más en Lo bueno, lo malo y lo feo

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse