Connect with us

Superliga 2018/19, Fecha 14 – Huracán 1 vs. Defensa y Justicia 1 – Sabor agridulce en la noche de Parque Patricios. El Globo le ganaba bien a un rival muy complicado y que es el único invicto de la Superliga, pero en una de las últimas jugadas quedó mal parado y se encontró con un gol en contra que no esperaba. Chávez cambió silbidos por aplausos y se fue reconocido, siendo uno de los puntos más altos del equipo. A seguir con la frente en alto, que quedan seis puntos para cerrar el año y mantenerse cerca del líder.


LO BUENO

Presión: Alfaro estudia los rivales y siempre trata de parar al equipo de acuerdo al equipo con el que se va a enfrentar. Ante Defensa se pudo ver esto, sobre todo en la presión que ejerció el Globo cuando el equipo de Varela quería salir jugando por abajo. Muchas veces logró recuperar la pelota y muchas veces también perdió en ese combate, pero se vio una intención y un trabajo de todo el grupo. Defensa, que es uno de los mejores equipos del campeonato, pudo llegar muy pocas veces con peligro al arco de Díaz.

Alderete: muy buen partido del central, que esta vez jugó como lateral izquierdo. Sorprendió el técnico poniéndolo por esa banda, pero el paraguayo cumplió muy bien su labor durante todo el partido. Lo pasaron muy poco, no perdió nunca por arriba y se mostró prolijo junto al resto de la defensa. En lo único que dejó algunas dudas fue el manejo de la pelota cuando quiso salir jugando, perdiendo más de una vez la posesión y arriesgando innecesariamente.

Chimino: con su esfuerzo y su entrega, hoy es uno de los jugadores que más aplausos y ovaciones le arranca al público quemero. Va al piso uno, dos y hasta tres veces por jugada, traba, gana, pierde, vuelve a trabar, tira algún lujo… Hacía mucho tiempo que Huracán no tenía laterales de sobra y de repente tiene a Chimino, Araujo, Álvarez, Pérez y ahora Alderete, todos en buen nivel y peleando por un lugar entre los once. En la jugada del empate, quedó sólo ante tres rivales y pudo hacer muy poco por evitar el gol.

Gamba: volvió a ser el más peligroso en ataque, no sólo porque llegó al gol, sino además porque participó de todas las jugadas de peligro que tuvo el equipo. En el primer tiempo, a los 19 minutos, peinó una pelota dejando mano a mano a Chávez, que no pudo definir. A los 15 bajó otra que Auzqui estrelló en el palo. A los 21 estuvo cerca de abrir el marcador, tras un buen centro de Chávez, y a los 43 mandó al fondo del arco un remate del mismo Chávez que se iba desviado. En la segunda parte se fue quedando al igual que el resto del equipo y se dedicó más a sacrificarse en la labor defensiva que a generar peligro en el área rival.

Chavez: después del buen partido ante Godoy Cruz, el delantero del Globo volvió a tener una buena noche y empezó a cambiar murmullos y silbidos por aplausos. Primero estuvo cerca de marcar pero no pudo definir, luego habilitó muy bien a Gamba en una jugada que armaron entre los dos, y fue el creador de la maniobra que terminó con el gol de Huracán. Se lo notó cansado por momentos, pero siempre colaboró con el equipo, se mostró mucho más preciso que otros partidos y entró en sintonía con sus compañeros, algo que le veníamos reclamando.

¿Y Roa?: cuando se lesionó el colombiano, que era el diferente del equipo, todos nos preguntamos si volveríamos a ver al Huracán apático y sin juego de los primeros partidos de la temporada. Sin embargo, ante Godoy Cruz y Defensa y Justicia, dos equipos muy sólidos y que pelean los primeros puestos, el Globo jugó bien, generó llegadas y nunca fue superado. Agregando el partido con Lanús, el equipo de Alfaro sacó siete puntos de nueve mientras sigue esperando a su jugador más impredecible.

 

LO MALO

Toranzo: contra un rival que ataca mucho y que presiona en toda la cancha, el “Pato” tuvo complicaciones durante gran parte del partido para poder mostrar el nivel que había tenido ante Godoy Cruz. En defensa le tocó pelear con Ciro Rius, que cada vez que quiso lo pasó. Y con la pelota en los pies, tuvo algunas imprecisiones que casi le cuestan caro al equipo: primero perdió una pelota en el medio junto a Rossi que terminó en una mala definición de Togni, y después perdió otra en salida que derivó en un mano a mano atajado por Marcos Díaz.

Medio mal parado: Damonte y Rossi estuvieron muy complicados toda la noche, por la presión que ejercía el rival sobre los jugadores quemeros y por el buen juego de los de Varela. En varias oportunidades quedaron marcando desde atrás, sobre todo en el segundo tiempo cuando el equipo se desacomodaba por momentos y los visitantes buscaban el empate como sea. Ellos dos parecen ser el reloj de Huracán: cuando están cómodos es un equipo ordenado y que no pasa sobresaltos, y cuando están incómodos todos sus compañeros lo sienten. A favor podemos marcar que de una recuperación de Rossi en mitad de cancha nació el gol del Globo.

La cedió: Huracán consiguió la ventaja ante un rival muy complicado luego de un comienzo de partido que había sido parejo y con llegadas en ambos arcos. A partir de ahí, y sobre todo en la segunda parte, le regaló la pelota a Defensa y Justicia y terminó defendiéndose muy cerca de su arco, aunque el rival no generaba peligro. Algunas veces con la velocidad de Gamba o las ganas de Chávez Huracán pudo llegar hasta el área rival, pero la realidad es que casi no tuvo la pelota en la segunda parte y lo terminó pagando caro.

 

LO FEO

Última jugada: en el primer tiempo Defensa y Justicia había generado jugadas de peligro y hasta había sacudido el travesaño, pero a partir del gol de Huracán ya no había podido llegar con seriedad y estaba dejando su invicto en el Ducó. Sin embargo, el Globo se distrajo feo en una de las últimas jugadas, dejó a tres hombres solos con Chimino, y tras una habilitación de cabeza adentro del área llegó al empate.

Puntos sobre la hora: Huracán se defendió sin la pelota ante Defensa y Justicia, y eso es un riesgo que a veces se paga caro. Un buen pase, algún jugador enganchado, un remate desde afuera o algún acierto del rival, te pueden dejar con las manos vacías en cualquier jugada. Ante Aldosivi había pasado en el tiempo de descuento, y ahora fue algo similar. La visita acertó en un centro, agarró al Globo mal parado, y lo dejó con dos puntos menos sobre la hora, igual que había pasado en Mar del Plata (en aquella ocasión dejamos un punto).

 

LAS PERLITAS

El mejor: Lucas Gamba

El peor: Patricio Toranzo

El dato I: Fernando Echenique dirigió a Huracán en 15 oportunidades, con nueve triunfos para el Globo, tres empates y tres derrotas.

El dato II: Fue el enfrentamiento número 29 entre Huracán y Defensa. El Globo ganó trece, los de Varela ocho y empataron en ocho ocasiones.

El dato III: Trece partidos invicto en el Ducó acumula el Globo, con seis empates y 7 victorias. La última derrota fue el 12 de febrero de 2018, por 3 a 2 ante Rosario Central.

 

Papá de Bianqui, junto a Barbi ? Licenciado en Comunicación Social. Hincha y socio de Huracán, como debe ser. Y admirador del Barça.

Más en Lo bueno, lo malo y lo feo