Connect with us

Superliga 2017/18 – Fecha 21; Huracán 1 vs. Banfield 1 – El Globo rescató un punto ante Banfield, en un partido que estuvo marcado por un gravísimo error arbitral y por los nervios que bajaron desde la tribuna. Después de arrancar en desventaja, Alfaro metió mano en el equipo y aunque nunca logró dominar el partido ni crear muchas situaciones de gol, por lo menos pudo emparejar el marcador. Un punto que sirve para seguir sumando, para no perder y para seguir pensando en la clasificación a las copas. Está claro que no se juega lindo, pero la campaña sigue siendo buena.


LO BUENO

René: Houseman, el «Hueso», estuvo presente en el Ducó. Los jugadores salieron a la cancha con el 7 en la espalda, hubo un muy respetuoso minuto de silencio junto a su familia y a los siete minutos del primer tiempo el juego se detuvo, los jugadores del Globo se bajaron las medias y todo el público quemero se acordó de su ídolo. El «loco» se fue, pero para estar siempre presente.

Aplausos a Domínguez: dentro de lo mal que está el fútbol en Argentina, donde parece que los rivales son enemigos y que los partidos tienen que ser a muerte, muchos hinchas de Huracán demostraron que no todo está perdido. Cuando el arquero de Banfield perdió el conocimiento tras chocar con Noir, se notó preocupación en todo el estadio. Al rato, cuando se recuperó y se levantó para seguir jugando, gran parte del público del Globo lo aplaudió.

Coniglio: el delantero del Globo estuvo enchufado, mucho mejor de lo que había mostrado en los últimos partidos. Bajó muchas pelotas de cabeza para sus compañeros y cuando pudo también jugó con los pies. En el segundo tiempo tuvo un par de opciones de cabeza, otra que se generó él sólo pero se la arruinó Solís y una clarísima tras desviar un remate de Araujo que salvó el arquero visitante. Su cuota pendiente sigue siendo el gol.

Damonte: arrancó jugando con Calello en el medio, mostrando mucha marca, recuperación de pelota y buena distribución. En el segundo tiempo se las tuvo que arreglar sólo para contener los ataques de Banfield, ya que Calello había dejado la cancha y Montenegro y Toranzo no colaboraban demasiado en la marca. A pesar de la edad y que nunca descansa, se hizo dueño del mediocampo del Globo, relegando a Bogado y Calello en la consideración del técnico.

Díaz: como casi siempre, sus intervenciones son fundamentales para mantener a Huracán en juego. En el primer tiempo no tuvo mucho trabajo, pero en el segundo cuando Banfield empezó a atacar por todos lados, salvó en más de una oportunidad el empate que había conseguido Montenegro. Las más importantes fueron un mano a mano con Mouche y otro con Dátolo, ambos en el tramo final del partido.

Cambios: siempre le reclamamos a Alfaro que no hay variantes cuando el Globo está jugando mal y esta vez el técnico se la jugó. En el entretiempo sacó a Calello y Noir, dejando prácticamente sólo a Damonte para recuperar en el mediocampo, y mandó a la cancha a Montenegro y a Toranzo, buscando un poco más de control de pelota y la inspiración de alguno de ellos para que Huracán genere peligro en el área rival. Si bien los dos terminaron cansados, con sus ingresos el equipo se adelantó de a ratos y pudo llegar al empate, más por empuje que por buen juego.

Nieta 126: Adriana, la nieta 126 recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo en diciembre pasado, es hincha del Globo y en el entretiempo del partido tuvo su reconocimiento: se le hizo entrega de una camiseta de Huracán con el número 126. Adriana es hija de Edgardo Garnier y Violeta Ortolani, ambos desaparecidos entre diciembre de 1976 y febrero de 1977.

 

LO MALO

Pocas llegadas: aunque lo intentó desde el primer minuto y también estando en desventaja, a Huracán le costó muchísimo generar situaciones de gol. En la primera parte apenas llegó con dos remates de afuera, uno de Pussetto y otro de Noir, que se fueron desviados. En el segundo, más por obligación y acumular gente que por crear situaciones claras, tuvo algunas chances con Coniglio (dos de cabeza y una que le sacó Domínguez), el gol de Montenegro y un par al final en los pies de Araujo y de Toranzo.

Noir: otra vez nada. Como viene repitiendo en cada uno de los partidos de la Superliga, su presencia en la cancha es más un alivio para los rivales que una alternativa para sus compañeros. Entra poco en juego y cada vez que lo hace se equivoca. Tampoco se destaca demasiado en defensa, lo que hace que prácticamente pase desapercibido por el partido. Salió reemplazado en el entretiempo.

Solís: si bien entró mucho más en juego que Noir y buscó siempre tener la pelota en los pies, no acertó en ninguna decisión. No pudo desbordar nunca, no tiró centros peligrosos, no habilitó nunca a un compañero y por momentos desaparecía entre los volantes de Banfield. Otra oportunidad desaprovechada para el volante que llegó a principio de la temporada y todavía no pudo demostrar nada bueno.

Huecos defensivos: en la segunda parte, con los ingresos de Toranzo y Montenegro, Damonte quedó sólo en el medio y empezaron a notarse los espacios en la defensa de Huracán. Banfield, con jugadores de buen pie, generó muchas situaciones claras de gol y no supo definirlas, sino hubiese sido el ganador del partido. Bertolo, Mouche, Dátolo y Cvitanich volvieron locos a los defensores del Globo.

El punto: siempre destacamos como bueno y positivo el punto cuando no se puede ganar, pero esta vez, por cómo llegó al gol el visitante, queda la sensación de que a Huracán lo robaron y que en condiciones normales podría haber ganado el partido. De todas formas, los que están abajo en los promedios tampoco ganaron, por lo que habrá que valorar lo conseguido y seguir sumando para tener una próxima temporada tranquila.

 

LO FEO

Trucco: el árbitro que ya perjudicó a Huracán en otras oportunidades (por ejemplo, ante Douglas Haig y ante Banfield mismo) volvió a equivocarse muy feo en contra del Globo. Con un penal insólito, que no se vio ni desde las tribunas, posibilitó el gol de Cvitanich y generó en las tribunas un estado de nerviosismo generalizado. Hasta el jugador de Banfield reconoció, al final de partido, que no hubo ni siquiera contacto.

Tiro libre del gol: la jugada del penal arranca con un tiro libre que hace Coniglio adentro del círculo central y que Banfield ejecuta, por lo menos, diez metros más adelante. Ningún jugador del Globo reclamó semejante adelantamiento y la consecuencia fue una pifia que terminó en el invento del penal. En algunas situaciones, los jugadores más experimentados del equipo deberían hablar un poco más con el árbitro.

 

LAS PERLITAS

El mejor: Damonte

El peor: Noir

El dato I: 100 partidos oficiales jugaron Huracán y Banfield contando éste último. El Globo ganó 41, el Taladro 26 y empataron en 33 oportunidades.

El dato II: dos años y catorce días sin marcar goles llevaba Daniel Montenegro. Su última anotación había sido el 16 de marzo de 2016, ante Tigre, en la victoria del Globo por 2 a 1.

El dato III: ocho partidos consecutivos lleva el Globo marcando goles cuando juega como local. La última vez que no pudo convertir fue ante Unión, por la fecha 4 de este campeonato.

Papá de Bianqui, junto a Barbi ? Licenciado en Comunicación Social. Hincha y socio de Huracán, como debe ser. Y admirador del Barça.

Más en Lo bueno, lo malo y lo feo

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse