Connect with us

Copa Sudamericana 2017; Ida – Huracán 1 vs. Libertad 5 – El primer partido de la presidencia de Nadur fue como los últimos partidos de la presidencia de Nadur: una vergüenza. Un equipo con muchas bajas (incluido el DT), con jugadores desinteresados en participar, otros participando con muchas dudas, y un solo refuerzo en cancha, hicieron que el resultado prácticamente no sorprenda a nadie. Evidentemente, a Huracán no le interesa esta competición, sino hubiese preparado el partido de otra forma y hubiese buscado algunos refuerzos con más celeridad. Quedará un partido desempate para cumplir con el fixture, y a pensar en el torneo local, que es donde nos jugamos el futuro.


LO BUENO

Discusiones internas: entre lo negativo que fue la noche del martes, hay que tomar como buena la pelea entre Romero Gamarra y Mariano González. Si hay discusión, si hay diferencias, si hay ganas de pelearse con un compañero, es porque en algún punto hay ganas de mejorar las cosas y de empezar a torcer el rumbo. Este plantel, lo que quede a partir de ahora, tiene que hacer una gran autocrítica, decirse todo lo que haga falta (en el lugar adecuado, obviamente), y después reforzarse para empezar a trabajar casi desde cero. No fue linda la imagen, pero por lo menos da la sensación de que los resultados no dan lo mismo, y la impotencia en algún momento explota.

El caño de Kaku: la única imagen para el recuerdo que dejó el partido ante Libertad, fue el hermoso caño de Romero Gamarra le tiró a Bareiro, cuando se disputaban 14 minutos del primer tiempo. Fue tan lindo, y tan vergonzoso para el rival, que terminó generando una amarilla para el jugador de Libertad.

 

LO MALO

Mal desde el principio: en apenas tres minutos, Libertad mostró las facilidades que iba a tener para llegar al arco de Huracán. En la primera jugada del partido, intentó por el lado de Araujo, llegó hasta el fondo, y por suerte el centro rasante fue malo y pudo ser controlado por García. Tres minutos después, por el lado de Villalba, vino el ataque que terminó con el primer gol de Cardozo.

La noche de Nervo y Araujo: los defensores de Huracán tuvieron una noche para el olvido, pero sobre todo los que estaban del lado derecho de la defensa. En los dos primeros goles, Cardozo define entre Araujo y Nervo, sin que ninguno de los dos ni siquiera lo moleste (el primero de cabeza, el segundo mano a mano). En el tercero, el que pifió feo fue Nervo, y en el cuarto el error fue de Araujo. Tristísima despedida para el capitán del Globo (quedó claro que no seguirá jugando en Huracán) y preocupante actuación de uno de los pocos que renovaron su contrato.

El ataque: a Huracán le sigue costando mucho llegar al arco rival, lo cual no sorprende porque todavía no se reforzó el plantel. Ayer, con el resultado en contra, recién pudo entrar con peligro al área rival a los 37 minutos del primer tiempo, en un tiro/centro de Romero Gamarra que Pussetto no llegó a empujar, y tres minutos después con un remate de Bogado que desvió el arquero visitante. Antes, sólo habían sido tiros desde afuera del área, ninguno con destino de gol (Compagnucci dos veces y Mariano González otra).

 

LO FEO

Serie liquidada: las copas internacionales dan prestigio, dan dinero, y dan posibilidades. Ayer, Huracán pasó vergüenza, perdió prestigio, perdió plata, y se quedó sin posibilidades. Comerse 5 goles como local, ante un equipo del montón (Libertad no es River, no es Boca y tampoco es el mejor equipo de Brasil), en el partido de ida, es mostrar un desinterés total por lo que se juega. Así lo demostró la dirigencia (una vez más), que en quince días no solo no reforzó un flojísimo plantel, sino que además lo dejó más rengo que antes (sin DT, sin su arquero, sin su volante central, etc).

¿Le pusieron jabón?: fue increíble ver como una y otra vez, sobre todo en la primera parte, los jugadores de ambos equipos se resbalaban en cada jugada. Para enganchar, para frenar, para meter un cambio de dirección, para hacer un pique corto… siempre, uno o dos jugadores terminaban en el piso o por lo menos equilibrando su cuerpo, ya que el césped estaba muy mojado o muy largo. Si era para favorecer a Huracán, claramente no salió bien. Eso sí, vale destacar que la pelota rodaba perfectamente.

Los debuts: no fueron responsables de la derrota, ninguno de los dos. El chico Juan Pablo Vivas, no tan chico (debutó con 23 años), no tuvo responsabilidad en los goles, y le tocó pelear en su primer partido ante jugadores muy experimentados, empezando por Cardozo y Salcedo. Juan Manuel García, el arquero, tampoco tuvo ninguna responsabilidad en los goles (por ahí podría haber intentado algo en el primero), y si no fuese por algunas intervenciones suyas la diferencia habría sido mayor. De todas formas, y más allá de la visión de cada uno, queda claro que no fue el partido para evaluar si pueden jugar o no en el primer de Huracán.

 

LAS PERLITAS

El mejor: Lucio Compagnucci

El peor: Martín Nervo

El dato I: 10 años y 11 meses pasaron para que Huracán vuelva a recibir 5 goles en su propio estadio. La vez anterior había sido el 11 de agosto de 2006, por la primera fecha del Nacional B, ante Tiro Federal de Rosario (1-5, fue el primer partido de Babington como Presidente de Huracán).

El dato II: 1 expulsión tiene Romero Gamarra en sus 112 partidos con la camiseta de Huracán. Fue ante Libertad, producto de un patadón lleno de impotencia que dejó al Globo con uno menos cuando el partido, y la serie, ya estaban liquidados.

El dato III: 36 días tendrá desde el viernes Gustavo Alfaro para trabar con los jugadores, reforzar el plantel, y convertir este presente en algo más esperanzador.

 

Papá de Bianqui, junto a Barbi ? Licenciado en Comunicación Social. Hincha y socio de Huracán, como debe ser. Y admirador del Barça.

Más en Lo bueno, lo malo y lo feo

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse