Connect with us

En un estupendo reportaje realizado por La Nación al ex jugador del Globo, el hoy Manager Deportivo del recientemente ascendido Platense, hace un minucioso y emotivo recorrido de su vida y su carrera. Referente de la institución en la cual hoy trabaja, habiendo jugado en Boca y salido campeón con River, se confiesa, no obstante, “hincha de Huracán”.


Cuenta que de chico era hincha “de Boca” (por el padre), pero cuando dejó su Totoras natal para trasladarse a Buenos Aires y luego de probar en un par de lugares, recaló en el Globo, donde pasó la prueba y le ofrecieron quedarse. Allí nació el romance. Según sus propias palabras: “yo viví tres años debajo de la tribuna de Huracán, un club que me dio la posibilidad de debutar en Primera y me hice hincha del Globo”. Efectivamente, Juan Amador Sánchez debutó en Huracán en 1981 y estuvo 5 años en el club, lapso en el que llegó a disputar 112 partidos (aproximadamente la cuarta parte de todos los que jugó como profesional en su carrera) y convertir 2 goles.

Pero la relación con Huracán no termina en su tránsito por el club como jugador de fútbol. Ese fue solo el comienzo. Casi inmediatamente después de colgar los botines y retirarse de la práctica profesional del deporte, tuvo su debut del lado de afuera de la línea de cal, también en Parque Patricios, siendo ayudante de campo de Omar Larrosa durante el breve paso de éste como DT de Huracán en el año 1998. Duraron poco (fue una muy mala época del club en casi todos los aspectos), pero nos dieron el gusto de ganar el clásico a San Lorenzo en cancha de Vélez por 2 a 1 con goles de dos chicos que estaban dando sus primeros pasos en primera división con el respaldo de este cuerpo técnico: Antonio Barijho y el Rolfi Montenegro.

Años después, volvería al Globo ya como DT, pero los resultados no lo acompañaron, algo que como él mismo relata le produjo “un dolor muy grande”, debiendo dejar el cargo al poco tiempo. Cuenta Juan Amador que Matías Almeyda lo había llamado para que fuera su ayudante en River, pero llegó la oferta del Globo, que por entonces estaba en el Nacional B, y no dudó porque “justo era Huracán”; una muestra más de su cariño por la camiseta del Globo. Y para finalizar, rememora con tristeza (estuvo en la cancha ese funesto día) el desenlace de la maravillosa campaña del 2009: “lloré muchísimo, porque además del sentimiento por Huracán, Alan integraba el plantel” (Alan es Alan Sánchez, su hijo, integrante de aquel plantel que dirigiera Ángel Cappa, alternativa habitual para entrar desde el banco, y quién disputara un total de 41 partidos con 3 goles convertidos entre el 2007 y el 2010).

En suma, durante el extenso reportaje, abundan las referencias a Huracán, mencionándolo no menos de 30 veces a lo largo de la nota. Jugador, ayudante de campo, DT, hincha… Juan Amador Sánchez, alguien que dejó su huella en su paso por el club, y del que no pudo evitar enamorarse.

Más en Otras Noticias