Connect with us

Facundo Cambeses fue presentado ayer en conferencia de prensa. El ex Banfield e hincha del Globo aseguró estar “cumpliendo un sueño” y sentirse “preparado” para adueñarse del arco.


Todos los mercados de pases tienen su novela y, para Huracán, el curso del actual trajo la de Facundo Cambeses. Pero a diferencia de las novelas futbolísticas y sus trillados hilos argumentales, esta tenía un condimento particular. El arquero, entre cláusulas y papeleríos, pujaba en silencio para cumplir un sueño, que podía ser el de cualquiera de nosotros: defender los colores del Globo, el amor de toda una vida.

Alejandro Nadur inició la conferencia con un speech que dejó dos frases cortas pero sumamente cargadas de consideración. “Facundo es un jugador muy importante para nosotros y para el fútbol argentino”; “Tendremos un guardameta de Selección Argentina”. Pavadas de elogio para el nacido en Longchamps, que escuchó del propio presidente como su nombre se entremezclaba con el de Baley y Andujar. ¿Presión? “Nunca fui una persona de ponerme presión. Al contrario, me gustaron mucho las palabras. Me comparó con grandes arqueros. Eso quiere decir que tiene una visión mía muy buena y espero no defraudarlo”, declaro el joven de 23 años.

Cambeses tenía en su hoja de ruta a Huracán, aunque no esperaba que los caminos se cruzaran tan pronto. “Siempre fue un sueño. Miraba los partidos desde la tribuna, hablaba con mis primos y les decía ‘qué líndo que algún día me toque defender el arco de Huracán’. Pensé que no iba a llegar tan rápido en mi carrera, pero me siento feliz y muy motivado. Estoy cumpliendo un sueño”, mencionó, con una sonrisa de oreja a oreja.

En lo futbolístico, y ante la consulta de si ya había recibido algún anticipo de Damonte sobre su propuesta, deslizó que Pablo Campodónico, entrenador de arqueros, le “transmitió la idea que tenía Israel, de siempre salir jugando limpio”; y agregó: “me gusta mucho jugar con los pies. Pero siempre hago hincapié en que todo el equipo tiene que trabajar para eso. No se trata sólo de que el arquero juegue bien con los pies”. Las preguntas sobre su estilo como arquero tenían asidero considerando que, salvo su paso por las selecciones juveniles, el material visual del 1 no abunda. Facundo coincidió: “La gente del fútbol me conoce más por lo que hice en la Selección que en mi anterior club, donde me tocó tener arqueros con mucha proyección y nombre adelante mío. Creo que lo que vio Israel en su tiempo en Banfield fue la dedicación con la que entreno, con la que me cuido. Me considero un profesional. Israel confía en mí por eso. Porque sabe la clase de persona que soy y que voy a dar todo por estos colores”.

El camino de la naciente carrera de Cambeses seguirá unido a los últimos pasos de Renato Civelli, quien también llegó al Globo en el presente mercado de pases. El arquero describió la personalidad del central y dejó algunas pistas de lo que puede aportar el experimentado jugador dentro y fuera de la cancha: “al principio su personalidad parece chocante. Es una persona que si te tiene que decir las cosas te las dice y como le sale. Pero a medida que lo vas conociendo te das cuenta que siempre lo hace con la mejor intención y con el objetivo de que mejores. La verdad que yo tenía miedo cuando debuté porque Renato es una figura importante, pero me trató como si fuera su hijo, así que se lo recontra agradezco. Habla mucho y en la cancha es un líder, porque le nace. Es importante tener gente así adentro del vestuario”.

Cuando se le preguntó qué le generaba llegar a Huracán, que desde la salida de Marcos Díaz no ha encontrado garantías en el arco, el fana del Globo aseguró: “El hizo muchas cosas por este club. Me tocó vivirlo en carne propia, de mirarlo, de disfrutarlo. Así que tengo muchísimas ganas. Miedo no me da. Sé que es un arco que tiene mucha historia, un arco de un club muy grande, pero me siento preparado”.

En el último tramo de la conferencia, Cambeses afirmó que suele evitar las redes sociales: “uso Instagram, es la que más me gusta. Pero en general trato de no leer, no meterme en Twitter, de no andar mirando muchas cosas. Esos comentarios a veces a uno le pueden agrandar la ansiedad, o desmotivar, o pasarte de rosca, así que en ese sentido soy cauto”. No obstante, reconoció que recibió un aluvión de muestras de afecto por parte del pueblo Quemero: “Me sorprendió y se lo agradezco a la gente. Desde que mi llegada se empezó a rumorear el 99% de los mensajes que recibí fueron muy positivos. Eso me dio más fuerza y espero que ese apoyo lo puedan ver reflejado en la entrega que voy a tener adentro de la cancha”.

La conferencia cerró con una frase deseada por todos: “Voy a hacer todo lo posible para que el club siga ganando cosas y esté en el lugar que se merece”.

Periodista, ex Olé. El fútbol no es un juego: es todo

Más en Fútbol

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse