Connect with us

Superliga 2019/20; Fecha 4 – Huracán 0 vs. Argentinos Jrs 0 – El seguimiento de cada jugador del Globo.


Antony Silva: Respondió eficientemente en las dos jugadas que Argentinos tiró a su posición, manoteando una a córner y despejando con rebote la segunda. Mostró una faceta de su juego poco vista en el Globo con un par de muy buenos saques de arco, ítem a explotar. Por tercera vez en la Superliga mantuvo la valla invicta.

Gonzalo Bettini: Flojo partido de Bettini, complicado con la marca e impreciso con la pelota. Arrancó bien, con un par de buenas apariciones ofensivas, pero terminó impreciso y sin participaciones productivas. No encontró su mejor versión, sufrió la espalda y perdió varias pelotas al intentar cederlas.

Saúl Salcedo: Tuvo un partido con altibajos, fue quien llevó adelante la zaga central pero cometió algunos errores en la salida que pudieron complicar más. Ganó bastante de arriba y allí estuvo su fuerte, pero más allá de un buen cierre de cotejo no pasó de lo discreto.

Mariano Bareiro: El pulgar para abajo pudo ser para varios, sin embargo ninguno comprometió tanto al equipo como Bareiro. Mariano sirvió a rivales no menos de cuatro pelotas en la salida, dos de ellas generaron situaciones muy claras para el rival. Equilibró con un buen juego aéreo ganándole casi todos los saltos a Silva, pero el defensor mostró una imprecisión que hasta aquí no había presentado, y esperemos que quede solo en una mala noche.

Walter Pérez: Lo mejorcito del fondo, por empuje y marca. Walter se plantó en campo propio y desde allí construyó una de sus mejores actuaciones en lo que va de campeonato, se lo notó más cómodo que en juegos anteriores y tuvo varias recuperaciones por izquierda. Volvió a tener algunos desajustes a sus espaldas pero no pasaron a mayores, y en el afán de no desacomodarse terminó cediendo ataque.

Adrián Calello: Destacó más por sus errores que por sus aciertos, apuró decisiones al intentar jugar y no tuvo precisión en momentos calientes. Sí estuvo firme en la marca, metió bastante y recuperó varias pelotas en el círculo central. Pero la atención, y las críticas, se posan sobre su función como distribuidor, y aquí debemos preguntarnos si Calello es el indicado para cumplirla.

Mauro Bogado: Su presencia mejoró la línea media, que estuvo más equilibrada. Mauro fue de mayor a menor, hizo un buen primer tiempo pero terminó bajando el nivel durante el complemento, una amarilla condición la marca y no volvió a encontrar precisión en el juego. De todas formas dejó en claro que es importante fortalecer el círculo central para darle más libertades a los ofensivos, aunque esta vez también duro poco.

Rodrigo Gómez: Claro que cometió errores, que tuvo una importante meseta durante el complemento, pero Gómez parece ser el único futbolista con la capacidad de hilvanar alguna situación diferente. Pudo convertir dos veces de balón quieto, en el principio y sobre el final con un tiro libre contra el travesaño. Además asistió varias buenas pelotas a las que los delanteros no pudieron darle mejor cierre, destacando el pase que Barrios despilfarró mano a mano. Dijimos hace rato que en su regularidad estará el éxito, mientras tanto con chispazos marca diferencias, aunque esta vez no pudieron reflejarse en el marcador. Durante los últimos minutos se puso el equipo al hombro por las bandas, y quizás sea hora de ponerlo en ese lugar de arranque.

Norberto Briasco: Flojo partido del Beto, sin lugar para jugar y demasiado pendiente de la marca. Atacó poco, casi que no pisó el área y terminó pasando desapercibido. Algunos choques para destacar, mucha voluntad para el ida y vuelta pero poca presencia en la zona caliente.

Juan Fernando Garro: De lo más flojo del Globo en la noche, jugó muy lejos el área rival y cuando tuvo la posibilidad de avanzar con espacio en campo rival falló, perdiéndose en sus propias lagunas. Nunca tuvo claridad ni sacó a relucir su explosión, chocó y perdió mucho contra los rivales. El complemento lo pasó prácticamente en terreno propio, pasó otro partido sin verlo acercarse a su mejor versión. Terminó lesionado, habrá que estar atentos a su recuperación.

Andrés Chávez: Poco, demasiado poco. Si bien completó nuevamente el partido dejó la sensación de no estar a todo motor, tuvo varias corridas a las que no llegó e incluso en la situación clara de la primera mitad no pudo resolver a tiempo, y por no ser expeditivo perdió una muy clara. Fue mucho al choque pero ganó poco, y aunque estuvo en buena parte del partido muy aislado nunca terminó de dominar ante una defensiva rival con dudas. Necesitamos más de él, hace rato.


Lorenzo Faravelli
: Casi que no incidió, más allá de algún pase filtrado. Lorenzo no encuentra su lugar en el equipo y parecería que Vojvoda tampoco lo tiene demasiado claro. Sus minutos en cancha fueron discretos.

Fernando Coniglio: Convenció con sus ganas y empuje, hizo mucho desgaste por banda derecha y luego también se tiró a la izquierda; pisó el área en un par de oportunidades pero fue el aspecto físico donde destacó, con mucha voluntad. Tuvo una clara que no definió bien, no se animó a tirar de primera tras el rebote de Chaves y terminó desviando un zurdazo lejos.

Lucas Barrios: Ni para el más experimentado debe ser sencillo ingresar bañado de reprobación, de todas formas Barrios poco hizo para lavar su imagen desperdiciando la más clara que tuvo Huracán en el complemento; recibió mano a mano de Gómez pero no pudo superar a Chaves con todo el arco a disposición. Tendrá que remarla mucho si su intención es recuperar espacio, arrancó mal. En cuanto al público, tiene el derecho a manifestarse de la manera que se le dé la gana y contra quien se le dé la gana. Pensar si eso favorece o perjudica al Globo quedará en cada uno.

Quemero de nacimiento, Socio A01775. Locutor Nacional, redactor y Vermoutheano. 10 años en Soy Quemero.

Más en Bajo la lupa