Connect with us

Superliga 2018/19, Fecha 14 – Huracán 1 vs. Defensa y Justicia 1 – Huracán tenía en el bolsillo al único invicto de la Superliga pero un desajuste defensivo a segundos de los noventa lo dejó sin dos puntos fundamentales. El Globo trabajó duro para lograr la ventaja ante Defensa y Justicia con una nueva diana de Lucas Gamba, sufrió poco pese a ceder el protagonismo y aunque generó contragolpes para liquidar terminó recibiendo el gol en la situación más clara que generó el rival durante el complemento. Bronca porque lo teníamos en la mano, tranquilidad de volver a ver al equipo con alto nivel de compromiso.


21 días después de su último juego oficial volvía Huracán a pisar un campo de juego, esta vez recibiendo al complejo Defensa y Justicia en un Palacio Ducó colmado más allá del incómodo horario impuesto por Superliga. Tras la operación dirigencial y mediática que suspendió el Clásico el Globo presentaba el interrogante sobre si la falta de rodaje afectaría el ritmo de competencia, Omar Alderete regresaba a la titularidad debutando como marcador de punta izquierdo en lugar de Pablo Álvarez, Cristian Chimino y Carlos Auzqui recuperaban su lugar tras sendas suspensiones mientras que Pato Toranzo repetía desde el arranque.

El libreto de Huracán fue claro desde el pitazo inicial, líneas juntas a partir del círculo central para recuperar allí la pelota y sacar el puñal que ponga a correr a los delanteros. Defensa y Justicia, invicto en la Superliga con 7/12 triunfos, movió la redonda a placer en campo propio pero tuvo ciertas dificultades para llegar a posición limpia frente a Marcos Díaz. El Globo miraba esperando el momento de cambiar el ritmo, así fue como Lucas Gamba amortiguó el pelotazo largo cediendo la redonda a Carlos Auzqui; el atacante sacó un potente shot desde puertas del área que reventó el hierro derecho de Luis Unsain (quien llegó a tocar) cruzando la línea de gol antes de perderse al saque de meta (¿Qué estaba viendo el lineman?).

Además Andrés Chávez, de notable ritmo ofensivo, ganó una posición en pleno jardín rival pero no alcanzó a conectar el zurdazo en inmejorable ángulo. Y más, nuevamente Chávez rompió a pura potencia por banda izquierda jugando el centro que Lucas Gamba desvió por sobre el travesaño en el palo opuesto. Huracán daba la sensación de imponer condiciones más allá de la no tenencia, de todas formas el Halcón mostró credenciales con un par de minutos fatales para el Globo; primero un mal pase de Toranzo regaló el contragolpe que Marcos Díaz terminó salvando con temeraria salida ante Gastón Togni; enseguida Matías Rojas remató largo un balón que pegó en el larguero del ya vencido Marcos.

Pero el Globo pasó el sacudón y tuvo recompensa al notable esfuerzo físico antes del descanso, Iván Rossi se lució en línea media con dos quites limpios en la misma jugada, el segundo terminó con una gran habilitación del volante para la corrida por izquierda de Andrés Chávez. El Comandante limpió a su marcador metiéndose al área y sacando el centro que Lucas Gamba mandó a guardar llevándose puesta la pelota, impulsando con el muslo derecho; gol y explosión Quemera, brillante Rossi, lúcido Chávez y oportuno el siempre importante Gamba para que el Globo cierre la primera mitad con la justificada ventaja.

Ya en el complemento el Globo transitó sus peores minutos de la noche, no sufrió peligro como en aquel pasaje del complemento pero sí corrió demasiado detrás de la pelota; no podía hacer durar sus posesiones ni respiraba en terreno rival. Más allá de ver al rival jugar el partido Huracán se las ingenió para que Marcos Díaz reciba poco peligro, la defensa filtraba muy bien a los atacantes y el golero respondía con seguridad ante intentos livianos.

Pero pasado los veinticinco minutos Huracán empezó a ganar oxigeno con los cambios, Norberto Briasco reemplazó a Auzqui y Walter Pérez hizo lo propio con Toranzo. El Globo comenzó a tener mayor presencia en terreno visitante e incluso generó con los ingresados contragolpes picantes que no terminaron con buenas definiciones; los minutos corrieron y Juan Fernando Garro entró por Chávez a falta de ocho, Defensa mantenía la supremacía con la pelota pero más allá del corto resultado no daba indicios de tener la llave para empatar.

Huracán mantuvo un alto nivel de concentración, y por eso da mucha bronca el gol que Defensa y Justicia logró a segundos de completar los noventa minutos. El rival movió la redonda de izquierda a derecha tras un lateral discutido y Tripicchio lanzó el balón frontal que agarró en un desacomodado retroceso al fondo Quemero; Barboza cabeceó al centro ante el enganchado Chimino y Lisandro Martínez fusiló de zurda con Damonte corriéndolo de atrás y Salcedo mirando sin marcas a la vista. Maniobra entre los tres defensores del Halcón para el increíble empate, quien convierte parece en posición adelantada en el marco de una jugada absolutamente fina, sensación de derrota en cada sector del Ducó.

Los seis minutos que dio Echenique (¿Cuántos eran si no empataba Defensa?) mostraron dos balones quietos que el Globo no supo aprovechar y a un rival demorando al máximo las acciones, misma situación por la cual el histriónico Beccacece (Sí, ese Beccacece) se cansó de gritarle en la cara al cuarto árbitro. Fue empate, aunque nos fuimos con otra sensación.

Duele porque lo teníamos en la mano, y también por entender que el equipo estaba sufriendo muy poco en el momento que llegó la parda. Teníamos una nueva oportunidad ante un rival directo, el equipo no logró el resultado pero sí demostró una vez más estar a la altura, además es sabido que esta fórmula que nos ha dado muchos puntos también tiene su lado poco amable; ceder la pelota abre la puerta a estas situaciones.

Pero este tropezó no es caída, al Globo le quedan seis puntos por disputar y depende solo de sí mismo para cerrar el año entre los cinco mejores de la Superliga. El equipo mostró fiereza pese a la inactividad y aunque terminó visiblemente cansado no fue ese el motivo de la derrota.

Podemos confiar en nuestros jugadores, quienes deberán repetir un partido así de intenso para intentar quedarse con el triunfo en La Plata.

Quemero de nacimiento, Socio A01775. Locutor Nacional, redactor y Vermoutheano. 10 años en Soy Quemero.

Más en Informe Partidos

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse