Connect with us

Superliga 2017/18 – Fecha 23; Huracán 1 vs. Argentinos Jrs 0 – Huracán superó por la mínima a Argentinos Juniors retornando al triunfo en el Palacio Ducó, sumó cuarenta puntos en la Superliga y alimentó la ilusión de retornar al ruedo internacional. El Globo fue de menor a mayor, sufrió algunas situaciones de gol visitantes pero terminó encontrando la ventaja a diez del final gracias al tremendo shot de Israel Damonte. A falta de cuatro jornadas el equipo infló el promedio como nunca desde el retorno a Primera, acaricia la posibilidad de jugar Sudamericana y sueña con la Libertadores.


El maltratado campo de juego del Estadio Tomás Adolfo Ducó recibió al Globo en su importante enfrentamiento ante el entonado Argentinos Juniors de Alfredo Berti. Gustavo Alfaro volvía a meter mano en el equipo tras el triunfo en San Juan, Saúl Salcedo regresaba en lugar de Carlos Matheu mientras que Federico Mancinelli reemplazó a Nervo conformando una dupla central inédita; Además Ricardo Noir dejaba su lugar Adrián Calello.

De arranque Huracán intentó atacar a un rival bien parado utilizando la banda izquierda con las conexiones entre Álvarez, Bogado y Silva. El Globo manejaba bien la pelota pero rápidamente el rival empezó a presionar alto complicando la circulación, así fue como empezamos a caer en pelotazos al aislado Mendoza y muchos balones diagonales a la espera que Nacho Pussetto capture alguno.

Argentinos tenía a Lucas Barrios como faro de ataque, y aunque Mancinelli trabajó mucho para intentar neutralizarlo este siempre encontró la forma de darle respiro a sus compañeros. De una pérdida de Calello llegó la acción más clara del primer tiempo, Leonardo Pisculichi sacó un zurdazo en el vértice del área que terminó medio metro desviado al poste derecho de Maros Díaz.

Entre murmullos y sin demasiado empuje ofensivo terminó el Globo la primera mitad, demorando cada situación de balón quieto y lejos de la portería de un Lucas Chaves casi casi espectador.

Ya en el complemento la ecuación no cambió demasiado, sin embargo con el correr de los minutos Huracán se dio cuenta que solo necesitaba apretar para generar dudas en una última línea rival clavada en  las inmediaciones de su área. Pero el partido seguía sin romperse, Alexis Mac Allister buscó con un buen tiro desviado mientras que Pablo Álvarez, de buen complemento, sacó el derechazo que terminó lloviendo en el techo de la portería visitante.

Apretando por banda derecha, con Carlos Araujo como bandera, creó Huracán la mejor opción en lo que iba de noche; el errático Nacho Pussetto limpió a su marcador, Diego Mendoza pivoteó en el punto penal y el Mosquito Silva ejecutó de forma increíble un tiro defectuoso cuando tenía toda la portería a su disposición.

Quizás entendiendo que en la circulación estaba la llave Gustavo Alfaro mandó a Daniel Montenegro en lugar de un Bogado con más errores que aciertos. Rolfi vitalizó la ofensiva con pelotazos profundos para que Huracán se pare cada vez más arriba; pese a esto fue Argentinos quien casi anota con un delicioso taco de Barrios para dejar solo a Javier Cabrera, el uruguayo remató mano a mano pero Marcos Díaz se agigantó defendiendo su arco con una tapada que realmente valió un gol.

Fernando Coniglio por Diego Mendoza para intentar modificar algo a quince del cierre, cinco minutos después llegaría el momento de la explosión. Todo arrancó con la combinación entre los dos mejores del Globo, Araujo y Damonte, este último interceptó la fallida recuperación del rival habilitando la carrera por vértice derecho del área de Daniel Montenegro. El Rolfi penetró metiéndole un caño a Bojanich  y sacando un potente derechazo al arco; la bocha se desvió quedando servida al propio Israel Damonte, quien metiendo una patada karateka agarró la agarró de lleno mandándola a guardar entre Chaves y su poste izquierdo.

Golazo de Damonte para la algarabía del Pueblo Quemero en el Palacio. Huracán se soltó en ventaja con un Argentinos que al fin se movió de su pose ofensiva y tuvo dos más para liquidarlo: Una buena acción de Pussetto que terminó con Coniglio sin poder rematar ante su marca y un buen desborde del propio Fernando que ubicó la espectacular tijera del Rolfi Montenegro; el diez tiró una pirueta de pique al piso pero Lucas Chaves se lució manoteando al córner.

Los instantes finales tuvieron mucho nerviosismo pero solamente por lo corto de resultado. Argentinos intentó apretar aunque no pasó de un cabezazo de Gastón Bojanich que Marcos Díaz contuvo con simpleza.

Ganó Huracán, llegó a los 40 puntos y cerró el viernes en zona de clasificación para la Copa Libertadores 2019. El Globo se posiciona entre los cinco mejores equipos de la Superliga cuando restan doce unidades, tiene grandes posibilidades de llegar a la Sudamericana pero en silencio se mantiene con posibilidades firmes de alcanzar el campeonato de clubes más importante del continente.

Nuevamente el juego termina corrido del análisis por el resultado, aunque esta vez tuvimos un poco más de vocación ofensiva que en el triunfo ante San Juan. Si se quiere el equipo puede, aunque está claro que sin Pussetto iluminado el vértigo casi que brilla por su ausencia.

Los números de promedio cerraron bien esta temporada y de a poco empiezan a contagiar de forma positiva la tabla de la próxima. Tendremos un cierre de torneo tranquilo como hace rato no, para disfrutar e intentar lograr objetivos que significarían dinero y prestigio.

Ahora a visitar a Tigre y luego recibir a Atlético de Tucumán, dos duelos claves en la aspiración copera.

Quemero de nacimiento, Socio A01775. Locutor Nacional, redactor y Vermoutheano. 10 años en Soy Quemero.

Más en Informe Partidos