Connect with us

Copa de Verano Schneider 2018; Huracán 2 vs. San Lorenzo 0 – Huracán se quedó con el clásico veraniego tras vencer por dos a cero en Mar del Plata ante un rival que se atajó desde la previa. El Globo fue de menor a mayor en su primera presentación de titulares en el año, logrando la ventaja gracias a las dianas de Hugo Martín Nervo y Mauro Bogado. El equipo justificó la victoria controlando buena parte del match, encontró juego en pies de Patricio Toranzo y desató una fiesta en el Minella ante el rival de siempre inyectándose de ánimo para lo que viene.


Gran marco de púbico en el Estadio José María Minella de Mar del Plata para recibir una nueva edición del clásico porteño, en el contexto amistoso del Torneo de Verano 2018. Gustavo Alfaro rotaba en relación al triunfo ante Banfield disponiendo por primera vez en el año lo que hoy entendemos como equipo ideal, con el notorio debut informal del flamante refuerzo Ricardo Noir.

Por su parte el club fundado entre Caballito y Almagro, con tradición en Boedo y estadio en el Bajo Flores cuidaba su retaguardia presentando un equipo alternativo, similar al que venía de golear a Defensa y Justicia.

El Globo tardó algunos minutos en hacer pie ante un rival que buscó llevárselo puesto desde el arranque, aunque se sostuvo en una última línea sólida de principio a fin. De todas formas la primera opción clara de gol fue Quemera, Patricio Toranzo recibió por banda izquierda y lanzo un justo centro que Ignacio Pussetto, en posición de nueve, cabeceó por encima del travesaño. Enseguida otra alternativa, esta vez fue Noir quien apareció por el centro de ataque pivoteando la bocha a Toranzo; Pato definió sin potencia a manos de Torrico.

Huracán logró inclinar lentamente la balanza llevando la tensión del juego al campo rival, Toranzo era manija con mucha movilidad del centro a la izquierda del ataque pero faltaba potencia en el área. Fernando Coniglio no encontraba su lugar ni tenía contacto positivo con la pelota, por eso quienes intentaban culminar las maniobras eran tanto Pussetto como Noir ingresando por el punto penal.

A la media hora el rival hilvanó pases de contragolpe para poner a Alexis Castro de cara al gol, Marcos Díaz trabó perfecto pero en el empellón terminó muy golpeado tras chocar en velocidad. Nuestro golero resultó cortado, no logró hacer pie tras el impacto y terminó siendo reemplazado por Manuel García. El cuestionado suplente saltó al campo de juego y en su primera intervención despejó la maniobra más clara que tuvieron los de Almagro en la noche, shot cruzado de zurda y gran estirada del Melli para despejar a córner.

La última del primer tiempo fue nuestra, Toranzo puso a correr a Ricardo Noir por banda izquierda y este lanzó un centro que Ignacio Pussetto controló en el palo opuesto; Nacho amagó en puertas del área chica y sacó un zurdazo que se fue arriba del travesaño por centímetros.

Ya en el complemento Huracán encontraría la apertura del marcador en apenas cinco minutos, luego que le saquen con lo justo la posibilidad a un Noir que aparecía solito de cara a Torrico. Mauro Bogado se hizo cargo del tiro desde la esquina derecha ubicando en el corazón del área al buen salto de Hugo Martín Nervo, Piris Da Motta desvió involuntariamente el cabezazo del capitán y el balón terminó ingresando lejos del golero rival. Ganaba Huracán con un testazo tras córner, como hace literalmente años no logra de forma oficial, desatando locura en la tribuna.

Pero la cosa no quedó ahí, seis minutos después de la apertura aparecería una gran opción para aumentar ventajas. Fernando Coniglio amortiguó un tiro largo direccionando la pelota al área contraria, allí donde Ignacio Pussetto le ganó la posición a un Senesi que lo golpeó de atrás; Patricio Loustau no dudó en sancionar penal para el Globo, mucho menos lo hizo Mauro Bogado a la hora de ejecutar un derechazo perfecto que se incrustó en el palo opuesto al elegido por Torrico. Un Huracán de seis minutos en La Feliz para encaminar el triunfo.

Los últimos veinte recuperaron el trámite típico de estos amistosos, piernas cansadas y maniobras lentas. Los del Bajo Flores buscaron descontar pero generaron poco peligro ante la portería de un Manuel García que reaccionó muy bien cada vez que debió participar. Alfaro dio minutos a Mariano, Montenegro y Compagnucci, la ecuación no varió demasiado y el equipo terminó consumando una victoria merecida.

Se ganó un clásico, partido que excede los contextos. Triunfó el equipo que eligió jugarlo, que no tuvo miedo, que priorizó la voluntad de su público contra el resguardo de sus protagonistas. La victoria se celebra pero la página ya cambió, nadie nos quitará la confianza, tranquilidad y ánimos de haber vencido en las dos primeras pruebas formales del año; tampoco queda fuera del análisis el hecho que solamente faltan once días para retornar al ruedo oficial.

Podemos confiar en Alfaro y en nuestros jugadores, varios de los cuales siguen trabajando para revertir la pésima  imagen que dieron la temporada anterior. Nervo y Bogado fueron los abanderados en el sube y baja de nivel, por eso estos goles deben ser capitalizados en la lucha por seguir potenciando sus rendimientos.

Ganó Huracán con huevos, valentía y una dosis justa de fútbol. Vamos por más.

Quemero de nacimiento, Socio A01775. Locutor Nacional, redactor y Vermoutheano. 10 años en Soy Quemero.

Más en Informe Partidos

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse