Connect with us

Superliga 2017/18 – Fecha 7; Huracán 4 vs. Lanús 0 – Huracán construyó un triunfo espectacular por cuatro a cero ante Lanús en el Palacio Ducó estirando su buen arranque por Superliga y despegándose de la zona roja en dirección a lo más alto del torneo. Dos veces Wanchope, Romero Gamarra (nos emocionó a todos) y Mariano González firmaron los goles para un Globo que fue súper efectivo, logrando controlar las acciones del partido con poca tenencia de pelota. 


Hermosa tarde de sol en el Palacio Tomás Adolfo Ducó de Parque Patricios, mucho público y color para recibir a este entonado Huracán de Gustavo Alfaro, casi cuarenta días después de su última presentación en casa. El Globo se medía ante un Lanús alternativo, con la cabeza puesta en Copa Libertadores pero con varios intérpretes en su once inicial que bien podrían ser titulares en cualquier equipo de la Superliga.

El saque inicial desnudó inmediatamente las intenciones de ambos equipos, Huracán movió hacia atrás buscando un balón largo a espaldas del fondo Granate y Lanús recuperó enseguida para empezar a construir con toques cortos desde el fondo. Claro que el Globo demostró tener un plan para contrarrestar la gran movilidad visitante, Ábila y Coniglio se movían a la misma altura bien cerca del arquero rival, presión completada en tres cuartos por Pussetto y Romero Gamarra.

Lanús manejaba bien la pelota pero no encontraba profundidad ante un Globo muy claro en defensa y mediocampo, con la figura creciente de Mauro Bogado recuperando para jugar y la ya habitual solidez de Adrián Calello. Al minuto once Lucas Villalba ejecuta desde campo propio un tremendo lateral que habilita a Wanchope Ábila en posición de wing izquierdo, Ramón ubica a Romero Gamarra en el centro del ataque y este abre rápidamente para Pussetto. Nacho ensaya el centro, Coniglio la deja correr tras un fallido intento de taco y la bocha vuelve a quedar servida a Wanchope, quien habilitadísimo en diagonal a Monetti castiga con tremendo derechazo que explota dentro contra el techo de la portería. Uno a cero.

El Granate tomó la responsabilidad en desventaja pero no pudo lastimar demasiado a un Huracán cómodo sin la tenencia, incluso la mayor preocupación fue un arbitraje de Jorge Baliño con varas muy diferentes para medir situaciones similares. El Globo concentraba jugadores en el círculo central, y desde allí se gestó la recuperación que finalizó en el segundo. Corrían 33 minutos cuando Ignacio Pussetto recuperó limpiamente descargando con Fernando Coniglio, quien tras tirar una pared con Ábila habilitó la carrera de Alejandro Romero Gamarra. Kaku se tomó un par de segundos para acomodarse y colocar el zurdazo entre Fernando Monetti y  su poste derecho. Golón del Globo, combinación colectiva de precisión y velocidad como preludio de la gran definición de Alejandro, que se (y nos) emocionó en una diana con mucha carga emotiva. Felicidades por partida doble. El Globo se iba al descanso bañado en aplausos y con cómoda ventaja.

El complemento tuvo un arranque insuperable. Antes de los cuatro minutos Nacho Pussetto recibió de espaldas en tres cuartos de cancha devolviendo el balón a Cristian Chimino. El marcador de punta limpia a su marcador con un amague e inventa el perfecto centro de zurda que ubica al otra vez habilitado Ramón Ábila; Wanchope aprovecha su soledad en puertas del área chica conectando el certero cabezazo que dejó congelado a Monetti. 58 goles de Ramón en sus 117 partidos con nuestra camiseta, quinto en nueve cotejos desde su regreso. Imaginate si no tuviera la cabeza en Boca, como muchos aseguran.

Cristian Chimino tuvo el cuarto con una palomita que Canuto despejó en la línea, acto seguido Herrera bloqueo justó a Calello cuando tenía el arco a disposición.

A los veinte Mariano González reemplazó a Romero Gamarra, enseguida Lucio Compagnucci hizo lo propio por el averiado Bogado. En una de sus primeras intervenciones Mariano pierde el balón que termina con Marcelino Moreno atacando mano a mano a un Marcos Díaz que lo derriba en el área, claro penal. Germán Denis se hizo cargo de la factura con un pésimo derechazo que terminó por encima del travesaño, locura en el Palacio.

Daniel Montenegro volvió a sumar minutos oficiales reemplazando a Fernando Coniglio para disputar los últimos diez. Enseguida Mariano González ilumina con un enorme pase para Wanchope, que amaga en el ingreso al área y define picando contra el gran achique de Monetti. Ábila recupera el rebote y cambia el palo con un perfecto centro que el propio Mariano convierte en gol de cabeza. Cuatro a cero final, tremendo y merecido triunfo del Globo.

Con la victoria Huracán lleva seis sin perder en Superliga, con cuatro victorias y dos empates que lo posicionan entre los cinco mejores del torneo con catorce puntos. Además el Globo acarrea cinco cotejos, contando Copa Argentina, sin recibir goles. Si bien el impacto visual nos mantiene comprometidos en la zona roja, el equipo logró quedar mucho más cerca de quienes tiene arriba en comparación a aquellos equipos que se mantienen en los cuatro peores promedios.

Soñar está grabado en nuestro ADN, pero no podemos perder el foco de nuestras necesidades. Desconocer el alto valor de esta goleada también sería un error, no queda otra que poner toda la energía en el próximo compromiso ante Godoy Cruz.


Quemero de nacimiento, Socio A01775. Locutor Nacional, redactor y Vermoutheano. 10 años en Soy Quemero.

Más en Informe Partidos