Connect with us

El DT de Huracán explicó cómo vivió desde el banco la particular situación que se dio en el campo de juego entre Ábila y Romero Gamarra.


«Es muy difícil poder decir ‘mirá, tenés que patearlo vos’, porque es una cuestión de confianza. Kaku se sintió con confianza, sintió que lo podía convertir y por eso lo pidió. En esas situaciones es muy difícil meterse, porque las cosas me pueden parecer a mi de una manera, y el que está jugando la siente de otra», explicó el entrenador de Huracán luego del partido.

Si bien no hubo una discusión, se vio claramente como Abila y Romero Gamarra se disputaban la pelota para ejecutar el penal. Incluso, Kaku advirtió: «Dejámelo patear, es para mi Mamá«. Recordemos que la madre del 10 del Globo falleció hace muy pocos días.

A dar vuelta la página, a reponerse y a levantar anímicamente al Kaku…. lo vamos a necesitar mejor que nunca.

Director, redactor y conductor de SoyQuemero

Más en Fútbol

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse