Connect with us

Torneo de Primera División 2016, 9na fecha – San Lorenzo 2 vs Huracán 0 –
Huracán perdió el cásico como visitante en un partido donde no logró sacar provecho de los aciertos y terminó pagando carísimo los errores. El normal desarrollo del juego se terminó desvirtuando por el polémico arbitraje de Darío Herrera, cuyos fallos más discutidos fueron perjudiciales para el Globo. Marcos Díaz volvió a atajar un penal y Patricio Toranzo se fue expulsado dos minutos después de ingresar.

Llegábamos al límite entre Bajo Flores y Villa Soldati con la ilusión de hacer buena letra en un estadio que nos resulta sumamente incómodo. Atravesados por la urgencia de sumar y con un entrenador que volvía a meter cambios buscando un equipo que sigue sin aparecer.

Y aunque el Globo desnudó intenciones de inmediato juntando sus líneas en terreno propio, pudo ir soltando a los volantes en acciones que por un último toque fallido no tuvieron peligro. La institución que aseguró volver, pero no vuelve, se veía forzado a buscar con pelotazos largos que en su mayoría eran devueltos por los centrales o Fritzler. Eso sí, a la primera que el local entró con pelota al píe no fue gol de casualidad, con un gran cruce de San Román ante el shoteador.

Conforme pasaban los minutos Huracán ganaba presencia en el terreno y merodeaba el área con mayor frecuencia, principalmente gracias a la inspirada actuación de Alejandro Romero Gamarra. Pero, como suele suceder, las falencias de este equipo fueron mucho más determinantes que sus intentos de aciertos. La fatal jugada ocurrió antes de la media hora, luego que Mauro Bogado regalará de forma insólita un tiro libre ofensivo ejecutado pesimamente mal.  La pelota no llegó siquiera al área y quedó a merced de los veloces atacantes del local, tan malo como el tiro libre fue el retroceso del propio Bogado y Carlos Araujo. Mariano González intenta cortar en el medio sin éxito, pero nadie le sale a Cauteruccio, quien literalmente corre con la pelota desde el círculo central hasta el punto penal sin que nadie lo marcara. Díaz puso la mano pero no desvió, y perdíamos uno a cero.

Araujo duerme a salir a cortar en su primera oportunidad, y termina quedándose con el volante que entraba. Bogado llega bien al cierre pero no presiona, desacomodándose de forma increíble. Pese al tremendo golpe Huracán reaccionó con una jugada bárbara. Combinación entre Romero Gamarra y Mariano González, Kaku se mete al área desde la derecha y juega un centro perfecto a la sorpresiva aparición de Ignacio Pussetto, Nacho toca pero Torrico se luce con una de las mejores atajadas de su carrera, evitando el seguro empate. 

En la repetición advertimos una clara patada de Díaz a Pussetto, inadvertida por los seis árbitros. Al descanso en desventaja pero con algún atisbo de esperanza. 

Pero la ilusión se derrumbó en el complemento, el equipo que fue rescatado de la miseria por un empresario de la televisión salió a buscar el gol y Darío Herrera terminó siendo un factor fundamental para que pueda conseguirlo, sancionando un penal por mano de Barrales en el área absolutamente discutible. La pelota, lanzada de tiro de esquina, pega en la mano del delantero prácticamente sin que este se dé cuenta. Jerónimo se encontraba delante del pique en una acción absolutamente casual. 

Néstor Ortigoza se hizo cargo de la ejecución, pero Marcos Díaz se lució volando sobre su derecha y conteniendo en dos tiempos. Cuando Marcos agarra definitivamente el balón el volante rival le comete una fuertísima infracción que para Herrera solo fue amarilla. Huracán reforzó el empuje anímico de atajar un penal con Toranzo por González y Mendoza por Pussetto. Patricio habilitó el anticipo ofensivo de Barrales, que se fue apenas ancho, y terminaría expulsado en su segunda intervención.

Toranzo salta con Belluschi y lo pisa cuando ambos caen. La pierna del Pato estaba enganchada con la del rival, no pareció una acción violenta pero Herrera no dudo en mostrar la roja con clara vehemencia. Con pocos minutos en cancha Patricio se iba apresuradamente expulsado por el ya escandaloso árbitro, quien sancionó distinto jugadas similares (Ortigoza y Toranzo) inclinando tendenciosamente la balanza a favor de la escuadra nómada. Para colmo de males el equipo fue preso de la bronca y sufrió inmediatamente el segundo gol, una buena jugada de Blanco en donde la defensa  marca prácticamente a contrapierna y sin orden.

Allí terminó el partido, aunque faltaba media hora, Caruso Lombardi no tuvo una rápida reacción para mover el banco buscando algo y Huracán se consumió junto al partido. Con el doble nueve muy lejos del resto del equipo y el mediocampo partido. Compagnucci por Romat fue una variante aún difícil de entender. Perdió Huracán, que no levanta.

El pésimo arbitraje no exime a nadie de su responsabilidad. Los fatídicos errores cometidos por la Comisión Directiva en el último mercado de pases se le suman el pésimo nivel de algunos referentes, que influyen de forma directa en el pobre rendimiento colectivo. El entrenador no encuentra la fórmula, mientras tanto los partidos pasan, los puntos no llegan y el margen es cada día un poquito más chico. 

Necesitamos otra respuesta de nuestros jugadores.  

Quemero de nacimiento, Socio A01775. Locutor Nacional, redactor y Vermoutheano. 10 años en Soy Quemero.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en Informe Partidos