Connect with us

Huracán disputó 50 partidos a lo largo del año, desde el 3 de febrero (en Lima por la serie previa de la Copa Libertadores ante Alianza Lima) hasta el 9 de diciembre (final de la Copa Sudamericana ante Independiente Santa Fe en Bogotá: en total 309 días, de una “montaña rusa” sin precedente alguno en la historia del club. Un partido cada SEIS días y cuatro horas. Si no tomamos en cuenta el intervalo invernal (que incluyó la Copa América de selecciones) de 25 días, el promedio baja a cinco días y dieciséis horas.

De los 50 juegos, 30 correspondieron al torneo local, uno a la Copa Argentina, uno a la Supercopa Argentina, 8 por Copa Libertadores y 10 por Copa Sudamericana.

En total, ganó 14 partidos, empató 22 y perdió también 14, lo que significa el 42,66% de rendimiento. Finalizó en el puesto 23 sobre 30 en el torneo local; fue eliminado en 32vos de final en Copa Argentina; campeón de la Supercopa Argentina; eliminado en fase de grupos en la Copa Libertadores; y terminó subcampeón de la Copa Sudamericana.

Contó con dos directores técnicos, Néstor Apuzzo hasta el 14 de agosto (30 partidos) y desde allí hasta ahora Eduardo Domínguez (20 juegos en total).

Con Apuzzo fueron: 7 victorias, 11 empates y 12 derrotas (36 % de eficacia).

Con Domínguez fueron: 7 victorias, 11 empates y 2 derrotas (53% de eficacia).

De los 14 partidos ganados, en 7 ocasiones lo hizo por 1 a 0; en 2 fue 3 a 0 y 4 a 0; y una vez: 3 a 1, 3 a 2 y 5 a 2.

De los 14 partidos perdidos, 3 veces cayó por: 1 a 0, 2 a 0 y 2 a 1; 2 veces por 3 a 1 y 3 a 0; mientras que sólo una ocasión perdió 3 a 2.

Los empates fueron: 0 a 0 en 11 oportunidades; 1 a 1 en 8; 2 a 2 en 2 ocasiones; y una vez empató 3 a 3.

Como local disputó 24 partidos, con 10 victorias, 11 empates y 3 derrotas con 57% de efectividad.

Como visitante disputó 24 partidos, con 3 victorias, 11 empates y 10 derrotas con 24% de efectividad.

En terreno neutral, se disputaron dos partidos, y fue una victoria y una derrota, 50% de efectividad.

Si se tienen en cuenta solo los primeros tiempos, de los 50 partidos, ganó 14 veces, perdió 10 y empató 26, con 45% de rendimiento.

Si se tienen en cuenta solo los segundos tiempos, de los 50 partidos, ganó 10 veces, perdió 14 y empató 26, con 37% de rendimiento.

En los 50 partidos, Huracán convirtió 54 goles (1,08 gol por partido), de los cuales 31 fueron como local, 22 en condición de visitante y uno en terreno neutral; 27 en los primeros tiempos y también 27 en los segundos. A su vez recibió 50 (1,00), 18 como local, 31 como visitante y uno en condición neutral; 20 en los primeros tiempos y 30 en los segundos.

De los 54 anotados, 29 fueron en el torneo local, uno por la Supercopa Argentina, 10 por Copa Libertadores y 14 por la Copa Sudamericana. No convirtió en Copa Argentina.

De los 50 recibidos, 37 fueron en el torneo local, uno por la Copa Argentina, 7 por la Copa Libertadores y 5 por Copa Sudamericana. No recibió goles por la Supercopa Argentina.

En 19 partidos no hizo goles. Hizo 1 gol en 20 juegos; 2 goles en 3 partidos; 3 goles en 5; 4 goles en 2 y 5 una vez.

En 22 partidos no recibió goles. Le hicieron 1 gol en 12 partidos; 2 goles en 10 ocasiones y 3 goles 6 veces.

El goleador de Huracán fue Ramón Ábila con 18 tantos. Patricio Toranzo y Cristian Espinoza convirtieron 6. Mauro Bogado hizo 4; Agustín Torassa, Eduardo Domínguez y Daniel Montenegro hicieron 3; David Distéfano y Federico Mancinelli con 2; y Villarruel, Romero Gamarra, Puch, Borghello, Campana uno cada uno; sumando los goles en contra de Franco Flores (Argentinos) y Claudio Pérez (Belgrano).

Del total de los 54 goles convertidos, 31 fueron por jugadas dentro del área rival; 8 de fuera del área; 7 de penal, 7 de cabeza y uno de tiro libre.

De los 54 goles, 34 llegaron a través de pases o asistencias de compañeros. Cristian Espinoza con 7 fue quien más asistencias dio. Luego Ramón Ábila, Alejandro Romero Gamarra y Patricio Toranzo dieron 4; Daniel Montenegro 3; Mauro Bogado, Ezequiel Miralles, Edson Puch 2; y Domínguez, Mancinelli, Moreno y Fabianesi, Torassa, Villarruel y Vismara con 1.

Del total de los 50 goles recibidos, 38 fueron por jugadas dentro del área propia; 6 de cabeza, 4 por tiros penales y 2 de tiro libre. Huracán convirtió un gol en su propia meta en el año: Carlos Arano ante Crucero del Norte.

De los 50 goles recibidos, 40 los sufrió Marcos Díaz; 9 Matías Giordano y uno Gonzalo Marinelli.

La mayor racha de minutos sin convertir goles para Huracán es la actual, de 275 minutos, desde el gol de Ábila, el segundo a River en el partido de vuelta de la semifinal de la Copa Sudamericana, a los 25 de la primera parte. Luego de ello, no hubo goles en los 210 minutos ante Independiente Santa Fe.

La mayor racha sin recibir goles fue entre el gol de Lucero de Independiente a los 2 minutos del segundo tiempo en la fecha 23 del torneo local, sumando 364 minutos hasta el gol de André de Sport Recife en Bahía, Brasil, a los 6 del segundo tiempo por Copa Sudamericana. Entre tales partidos, ante San Lorenzo, Tigre y Aldosivi, el Globo no recibió goles.

Tuvo 8 penales a favor y convirtió 7, siendo desviado uno (Ábila ante Chicago). Los convertidos fueron: Bogado (3), y Torassa y Eduardo Domínguez (2).

Le sancionaron 4 penales en contra y los 4 fueron convertidos: Mauro Matos de San Lorenzo, Claudio Bieler de Quilmes, Leandro Damiao de Cruzeiro y Zamir Valoyes de Mineros.

Utilizó en total a 36 jugadores, que hayan ingresado al campo de juego. Hugo Martín Nervo, fue quien más presencias tuvo: 48 de los 50 juegos. Luego Ramón Ábila estuvo en 44; Marcos Díaz en 43; Federico Vismara en 42; Patricio Toranzo en 41, Federico Mancinelli en 35 y Luciano Balbi en 33. Todos ellos superaron el 60% de los partidos totales. Sólo estuvieron en un partido Lucas Favalli, Alexis Ferrero, Gonzalo Marinelli, Luciano Nieto, Gabriel Robledo y Mario Risso.

Se registraron 9 expulsiones: 2 de Eduardo Domínguez, y una de Ábila, Bruna, Distéfano, Puch, Sotelo, Mancinelli y Vismara.

Se recibieron además 111 tarjetas amarillas (2,2 por partido). Vismara con 14 el más amonestado. Luego Nervo con 8, Toranzo, San Román y Bogado con 7, Marcos Díaz y Mancinelli con 6, y Ábila, Espinoza, Echeverría, Domínguez y Villarruel con 5. El jugador con más minutos en cancha sin sanciones disciplinarias fue Iván Borghello, en 493 minutos de acción.

34 fueron los árbitros que tuvo el Globo en el año, 17 nacionales y 17 internacionales (4 veces de Paraguay; 3 de Uruguay y Brasil; 2 de Colombia y Venezuela; y uno de Bolivia, Chile y Ecuador). Diego Abal, Luis Álvarez, Diego Ceballos, Germán Delfino y Fernando Rapallini lo hicieron 3 veces cada uno; en tanto, que de los extranjeros, el colombiano Adrián Vélez lo hizo en 2 ocasiones.

Quemero para siempre

Más en Fútbol

Sitio protegido por Google reCAPTCHA. Ver políticas de privacidad y términos de servicio.

Soporte Web Efemosse