Connect with us

Vuelve a sonar el cuarteto por Parque Patricios. Cristian Sanchez Prette firmó su contrato y es el nuevo refuerzo de Huracán. El cordobés llega a préstamo, sin cargo y sin opción de compra hasta que se desvincule de su club en Rumania.


Cristian Sánchez Prette nació el 18 de julio de 1985 (25 años) en Río Cuarto, Córdoba.

Las estadísticas generales dicen que entre los seis clubes que jugó (Huracán, Cluj de Rumania, Estudiantes, Newells, Barcelona de Ecuador y Argentinos Jrs), el volante acumula en total 176 partidos en su carrera, con 18 goles convertidos, teniendo en cuenta los partidos de la Primera División, la B Nacional, las ligas extranjeras y los torneos internacionales. Lo que sigue es un repaso club por club de toda su trayectoria:

 

HURACAN: SU PRIMER AMOR

Si bien el primer equipo de este cordobés nacido en Río Cuarto fue Renato Cesarini, club tradicional de su ciudad que lleva el nombre del histórico formador de jugadores, su primer amor terminó siendo Huracán. Allí completó la etapa formativa más importante en las divisiones inferiores y llegó a debutar en Primera en 2003, con apenas 18 años, aunque luego conseguiría tener continuidad a partir del 2005.

El máximo logro conseguido fue el ascenso logrado a través de la Promoción ante Godoy Cruz de Mendoza, partido en el cual le tocó meter el primer gol en el encuentro de vuelta, definitorio, apenas comenzado el partido que prácticamente selló el regreso del equipo que dirigía Antonio Mohamed a la máxima categoría.

Ya en Primera División, siempre formando una dupla de volantes centrales muy recordada con Hugo Barrientos que se entendía casi de memoria, Sánchez Prette fue uno de los jugadores importantes en ese equipo que consiguió afianzar a Huracán en su vuelta al fútbol grande. Sus rendimientos motivaron el interés de River, aunque el hecho de que el Globo lo tasara en tres millones de dólares espantó a los de Núñez.

Al siguiente semestre, Sánchez Prette terminó siendo transferido al Cluj de Rumania en una operación que le dejó a Huracán 1.100.000 dólares y 160.000 dólares para Renato Cesarini, que había conservado un derecho a un porcentaje en caso de una futura venta. Y se fue rumbo a su primera y única experiencia europea.

 

CLUJ: SU EXPERIENCIA EUROPEA EN RUMANIA

Sánchez Prette llegó a Europa con la ilusión de integrar un equipo que iba a jugar la Champions League y en el que contaba con la ventaja de tener como compañeros a otros seis jugadores argentinos.

Sin embargo, la adaptación no le fue fácil al fútbol rumano ni a las costumbres de allá y habiendo jugado solamente cinco partidos y sin haber podido convertir, su sueño europeo se deshizo en apenas seis meses pero el futuro le esperaba un nuevo desafío: llegaba a Estudiantes de La Plata para jugar la Copa Libertadores.

 

ESTUDIANTES: UNA LIBERTADORES Y UN GOL MUY FESTEJADO

Seguramente, a pesar de que su paso por Estudiantes fue breve, los hinchas del Pincha tendrán dos motivos principales para recordar el paso de Sánchez Prette por el club. Uno de ellos, sin dudas, es haber integrado el plantel campeón de la Libertadores y de haber colaborado con dos goles en sólo tres partidos jugados en la Copa que ganó el equipo de La Plata.

Aún con irregularidad, el volante logró al menos jugar 14 partidos en el primer semestre de 2009 entre la Copa y el campeonato, que lo ayudaron luego del frustrante paso por el fútbol europeo y un semestre difícil también en lo personal por sus problemas de adaptación a la vida en Rumania.

 

NEWELLS: LA ESPINA DEL SUBCAMPEONATO

Tras su consagración con Estudiantes en la Libertadores 2009, Sánchez Prette tuvo que volver al Cluj pero sabiendo que su intención no era jugar allí. Por eso, aceptó la propuesta de Newells y esta vez fue cedido por un año al equipo de Sensini.

Se puede decir que luego de aquel que brilló en Huracán, la mejor versión de Sánchez Prette se vio en Newells, sobre todo en la primera parte de su estadía allí. El volante fue una pieza importante del equipo que llegó a la última fecha con chances de ser campeón del Apertura 2009, que finalmente quedó en manos de Banfield.

En ese campeonato, Sánchez Prette totalizó 11 partidos (10 de ellos como titular) y volvió a formar en varios partidos la famosa dupla con Hugo Barrientos, que tanto tiempo lo había acompañado en Huracán. Además, convirtió un gol y dio varias asistencias.

La segunda parte no fue tan buena como la primera: el equipo quedó eliminado en el repechaje de la Copa Libertadores y en el Clausura, entre algunas lesiones y un bajón en lo futbolístico, perdió lugar y solamente estuvo en siete encuentros, hasta que terminó yéndose del club al finalizar la temporada, con la espina clavada por aquel subcampeonato.

 

BARCELONA: EMPEZÓ BIEN, TERMINÓ MAL

El último antecedente en el extranjero de Sánchez Prette fue bastante positivo, más allá de que el final no fue el mejor. El volante redondeó 13 partidos de liga en el último semestre y cuatro por la Copa Sudamericana (en este torneo marcó su único gol) y jugó casi todos los encuentros hasta que un mes antes del final del torneo, con el cambio de técnico, tuvo una discusión con el nuevo entrenador y no jugó más.

Además, se sumaron algunos conflictos económicos en el club más popular de Ecuador y el futbolista comenzó a quejarse porque hacía cinco meses no cobraba. Es por eso que el último mes en Ecuador no jugó, pero su balance es positivo porque pudo sumar minutos en cancha, pese a ese final inesperado.

 

ARGENTINOS JRS: NO LOGRÓ CONTINUIDAD

En el conjunto de Paternal completó solo seis partidos por el torneo local, y otros cuatro por Copa Libertadores, marcando un golazo ante el America de Mexico.

Lamentablemente para él, su paso por Argentinos será mas recordado por sus trompadas a los jugadores del San Pablo (el día que Argentinos quedó eliminado de la Copa) que por sus cualidades futbolísticas.

 

SOBRE SUS CARACTERISTICAS

Cristian Sánchez Prette es un jugador que puede ocupar tres puestos en la mitad de la cancha. Su posición natural sería la de volante central adelantado, porque es un organizador nato. Por eso, otra de las funciones que puede ocupar tranquilamente es la de enganche y también puede desempeñarse como volante por la derecha, por su buen manejo, pero con poco recorrido.

Entre sus principales virtudes se encuentran el buen criterio en el manejo de la pelota, suele ser un buen habilitador y tiene muy buena pegada. De hecho, en casi todos los equipos que integró era el encargado de la pelota parada, aspecto importante para Troglio en un plantel en el que escasean jugadores de esas características.

Lo negativo, si se quiere, es que después de su salida de Huracán, salvo un momento en Newells y su último paso por Ecuador, le costó tener regularidad. Es de caracter fuerte y a la vez es entrador en los grupos por su buen humor. Tiene muy buena técnica y seguramente en Huracán volverá a encontrar su lugar en el mundo para demostrar todo lo que puede dar.

Director, redactor y conductor de SoyQuemero

Más en Fútbol