por  Nicolas Fernandez Lobo 20/03/17

DT'est vs Defensa y Justicia: Caminando

Torneo de Primera División 2016, 16ava fecha - Huracán 2 - Defensa y Justicia 0 - Partido a partido analizaremos el planteo táctico del equipo de Juan Manuel Azconzábal.

Parece haberse asentado la idea del DT en el equipo. Si bien tuvo jugadas peligrosas en su contra que hicieron lucir a Marcos Diaz, el Globo manejó los tiempos del encuentro y se mostró superior que su rival.

Huracán le ganó de forma contundente y sin transpirar de más a Defensa y Justicia, en lo que fue el segundo partido por el torneo local del "Vasco" Azconzábal, quien con una atípica pretemporada a sus espaldas, logró transmitir a sus jugadores una noción clara y sencilla de qué hacer en la cancha.

El Globo repitió el 11 que le ganó a San Martín el pasado sábado en San Juan, pero no la estrategia. Esta vez, Mariano González (cuyo gol nos explicó a todos el porqué de su paso por el fútbol grande de Europa) se paró como un clásico enganche, delante de Fritzler y Bogado. 

Angulo y Briasco intercambiaron bandas con respecto al partido anterior, por lo que el juego Quemero se inclinó hacia la derecha de la mano del ecuatoriano, pero tardó varios minutos en meterse en el partido y las primeras situaciones fueron de la visita. 

Si bien se notó desde el inicio que lo pretendido por Huracán era triangular entre Romat - González o Bogado y Angulo apoyándose en el 4-2-1-3 que disponía el equipo en ataque, era sistemática la equivocación en los pases en la salida o al armar las jugadas en 3/4. No obstante, el golazo de Romat tras un desborde y un centro "fallido" - Según declaró el propio lateral - quebró el partido. 

A partir de allí Huracán impuso su juego con movimientos típicos de inferiores, apostando a ser punzante y resuelto para llegar al área del Halcón siempre por el sector derecho y en pocos toques. De hecho, así llegó el gol que cerró el partido tras la jugada maradoneana de Mariano González. 

Parándose con un 4-5-1 o un 4-4-1 según la ocasión para defender, con el sector bajo del medio campo presionando para forzar el error rival (que si bien creó situaciones de peligro nunca doblegó la actitud ni la concentración de la defensa Quemera) y con Fritzler nuevamente metiéndose entre los centrales a la salida para provocar el despliegue de los laterales, el anfitrión durmió el partido teniendo la posesión activa de la pelota y respondiendo bien -exceptuando errores individuales que asustaron a la audiencia en jugadas puntuales- de mitad de cancha hacia atrás. 

En la segunda parte, Bogado pasó a jugar a la izquierda de Fritzler y comenzó a colaborar más en la recuperación de la pelota en la mitad de la cancha, lo que le bajó los decibeles al partido alrededor de los 15'.

Defensa y Justicia se impacientó al notar que el Globo manejaba el ritmo del partido y se lanzó al ataque por el sector izquierdo de la defensa Quemera, con Ignacio Rivero y Agustín Bouzat desdoblando a Villalba, movimiento que llevó a Azconzábal a sacar de la cancha a Mariano González para mandar a Araujo de lateral a los 27 minutos y hacer del juvenil tucumano un "3 bis", dejando desprotegidala franja diestra del medio campo  hasta que se produjo la segunda variante del local.

A los 37' del complemento, Diego Mendoza, que si bien tuvo más participación que en la fecha pasada, volvió a mostrar que  físicamente no está en condiciones para jugar en el primer equipo, fue reemplazado por el "Rolfi" Montenegro.

A partir de esa variante, el esquema se volvió a equilibrar con Briasco jugando en su puesto natural de "9", Montenegro parándose como enlace y Villalba de volante por izquierda.

Finalmente, y para no sufrir ningún sobresalto, a los 42' del ST, el técnico sacó a Bogado (que estaba extenuado desde hacía varios minutos) y puso a Lucio Compagnucci, una garantía defensiva, que por su temperamento en la tarea de recuperar el balón se ganó una tarjeta amarilla.

Huracán logró 9 puntos de 9 jugados después de haber cosechado 2 victorias en 14 fechas en una remontada que sirve para descomprimir paso a paso la situación con el promedio. 

¡A no dormirse, Globo!
 

Comentarios