por  Nicolas Ziccardi 12/03/17

Bajo la lupa vs San Martín (SJ)

Torneo de Primera División 2016, 15ta fecha – San Martín (SJ) 0 vs. Huracán 1 - El seguimiento de cada jugador del Globo.

Marcos Díaz: Buen regreso de Marcos al primer equipo, importante para Huracán y para el resultado. Si bien Díaz no tuvo atajadas espectaculares sí reaccionó bien en las dos ocasiones más importantes que tuvo el rival durante los noventa minutos. Estuvo afinado en las salidas y solamente falló en una de ellas, que no terminó comprometiendo el resultado. Mantuvo su portería en cero, ni más ni menos.  


Nicolás Romat: Mejor en relación a partidos anteriores, con mucho empuje ofensivo aunque no siempre tomando la mejor decisión a la hora de dar la puntada final. En defensa tuvo un rendimiento correcto, cortando varios avances con juego aéreo y más firme en el hombre a hombre. Cometió algunos errores en el retroceso que dejaron expuesta a la defensa, para seguir trabajando.


Martín Nervo: Buen partido de Nervo, lo que no es poco teniendo en cuenta sus últimas presentaciones. Mostró solidez defensiva tanto de arriba como de abajo y fue fundamental en el área rival previo al gol de Huracán, asistiendo de cabeza a Briasco. Se lo vio veloz para realizar relevos y mantuvo al mínimo su margen de error.


Federico Mancinelli: Lo mejor del fondo fue Mancinelli, por anticiparse con éxito a sus marcadores de forma permanente, tener regularidad y firmeza para el juego aéreo y estar siempre atento a los diferentes ataques del rival. Además Federico fue clave en la jugada más peligrosa del cierre, cuando se arrojó con toda su humanidad para bloquear un remate dentro del área de Capelli. Volvió en buen nivel tras perderse el partido en Venezuela.


Lucas Villalba: Completó un partido con altibajos, volvió a demostrar grandes facilidades para la ofensiva pero sobró algunas jugadas que podrían haber terminado en mayor peligro. En defensa alternó buenas y malas, aunque en líneas generales logró una actuación correcta. Tiene todas las condiciones para transformarse en una pieza importante y con el correr de los partidos deberá ir confirmándolas.


Matías Fritzler: Correcto partido del Polaco, otro que volvió al primer equipo tras perderse por sanción la caída en Venezuela. Fritzler manejó los tiempos en el círculo central y aunque tuvo menos responsabilidad de trasladar la pelota participó de forma directa en el circuito de tenencia del equipo. En relación al semestre anterior se lo notó menos obligado a tomar la lanza, lo cual es clave para no descompensar el mediocampo.


Mauro Bogado: De menor a mayor, arrancó con bastante imprecisión y fue corrigiéndose hasta no desentonar. Se movió del centro a la derecha y destacó fundamentalmente por su aporte defensivo, siempre cerca del volante que llegara con pelota dominada. El aspecto más flojo de su juego fue la circulación de la pelota, ítem donde Mauro ya se ha mostrado más entero. A seguir mejorando.


Mariano González: Muy buen primer tiempo de Mariano, que dejó atrás las falencias que mostró en sus últimas participaciones para ser un destacado volante conector. Se mostró bien desde lo físico y fue en varios momentos un enganche clásico, distribuyendo juego y dejando a Briasco de cara al gol en el complemento. Ejecutó el córner que terminó en gol y aunque no tuvo situaciones propias si participó en otras. En la segunda mitad perdió físico y su juego se fue apagando hasta ser reemplazado


Julio Angulo: Fue puro vértigo, mostrando enormes facilidades para recibir sin marca y con la velocidad justa para limpiar rivales en el mano a mano. Estuvo tres veces muy cerca del gol, dos de ellas grandes unipersonales que tapó Ardente y la última un rebote que no logró conectar. Mantuvo al equipo siempre peligroso y logró grandes aportes defensivos, solo salpicados por una infracción evitable cerca del final. Mantuvo su ritmo, con mermas lógicas, y fue el jugador que más preocupó al rival. Tiene todas las condiciones para ser uno de los jugadores más desequilibrantes del torneo, dependerá de él y del cuerpo técnico.


Norberto Briasco: Metió el derechazo con mucho criterio para poner a Huracán arriba en el marcador, convirtiendo su primer gol oficial con nuestra camiseta y otorgándonos tres puntos clave. Mostró gran control en velocidad de la pelota, se movió por derecha y también por el centro del ataque y aportó mucha tranquilidad en una zona de la cancha donde las variantes serias no abundan. Tuvo varias oportunidades y no siempre las definió de la mejor forma, sin embargo la importancia de su conquista lo destaca del resto para transformarlo en el valor más importante que tuvo Huracán en la tarde noche sanjuanina.


Diego Mendoza: No se puede negar su voluntad y perseverancia, incluso tiene otro porte a la hora de pisar el área, sin embargo lo de Mendoza volvió a ser muy pobre. Tuvo grandes dificultades para controlar y manejar la pelota, perdiendo en la mayoría de sus intervenciones. Luchó todas pero ganó pocas, y en un partido donde Huracán generó muchísimo peligro Diego no tuvo oportunidades claras para convertir. ¿Merece otra oportunidad? En este contexto claro que sí, pero necesita elevar su rendimiento general para ganarse sin discusiones el puesto.

 

Lucio Compagnucci: Ingresó por Mariano González en el complemento y aportó solidez defensiva en el mediocampo, ganó varios manos a manos que pudieron ser más peligrosos e incluso se animó a trasladar la pelota en las inmediaciones del área rival. Buen ingreso.

Lucas Chacana: Entró por un fulminado Mendoza y tuvo poca participación positiva. Chochó en algunas mano a mano pero eligió mal los caminos cuando tuvo posesión de balón.

Daniel Montenegro: Pocos minutos para el Rolfi, que ingresó solo para quemar algunos segundos. 
 

Comentarios